Fiestas Patrias

Terremoto, réplica y tsunami: cómo preparar el bebestible estrella en casa

Este año no podremos ir a las fondas para disfrutar de estos manjares que nos dejan bailando cueca como campeones, así que hay que hacerse la idea de preparar estos cócteles en casa y acá te contamos cómo.
miércoles, 2 de septiembre de 2020 · 20:11

Así están las cosas. Este año no podremos ir a las ramadas y fondas a comer empanadas, anticuchos y asado con papas. Este años estamos obligados a pasar las fiestas en casa o, en el mejor de los casos, visitando a los parientes. Eso significa que vamos a tener que preparar la cocina y armarnos de paciencia para preparar nuestros platos y bocadillos dieciocheros favoritos. Sin embargo, eso no es todo.

No sé si a tí te pasa pero a nosotros, para el 18 ¡nos baja una sed! Pero ojo, que no es una sed cualquiera, sino una sed telúrica, así como de terremoto, réplicas y, como dijo el presidente en algún momento, también de "tusunamis". 

Es que con terremoto, uno baila más bonita la cueca, la guaracha y las rancheras.

Pero ya no podremos ir hasta clásico el mesón a "pedir el vale". Ahora tendremos que hacerlo en casa. Si no sabes cómo, acá te dejamos la receta.

TERREMOTO:

Ponerse de acuerdo en cómo se elabora este "manjarsh" es complicado. Cada fonda aseguraba tener su secreto, por eso, te vamos a dar varias alternativas. 

Algunos lo preparan con pipeño. Otros con vino blanco. Para los efectos da lo mismo y, como vas a estar en tu casa, ya verás que lo mejor es usar el fermentado que más te guste. 

Para que no se note pobreza, acá te dejamos la medida para una jarra de un litro:

1) 100 cc de Pisco o Ron o Fernet (licor a elección)
2) 700 cc de Vino pipeño o blanco
3) 200cc de Helado de Piña, Azúcar a gusto y un "chorrito" de granadina

PREPARACIÓN

Echamos el vino blanco o pipeño, previamente helado, en una jarra. Luego, a la misma jarra le tienes que agregar los 100 cc de pisco (ron o fernet). Luego se añaden cinco cucharadas soperas del helado, tres o cuatro de azúcar (según que tan dulce te agrade) y revuelves suavemente. 

Como recomendación, si te gusta, al servir, puedes añadir más helado en cada vaso y luego le añades el "chorrito" de granadina. Tienes que tener cuidado con ella porque es MUY dulce.  Y listo el ¡Terremoto!

Debes recordar que hay que tener cuidado con este trago porque es muy "engañador" y puede curarte más de la cuenta. Si quieres extremar la precaución, puedes eliminar de la ecuación el licor fuerte. 

RÉPLICA y TSUNAMI

Después del Terremoto, naturalmente vienen las réplicas, que se preparan exáctamente igual pero lo que cambias es la granadina por amaretto, y la última variedad se llama tsunami en la que cambias la granadina o el amaretto, por blue curacao.

Este trago en sus 3 versiones es maravillosamente delicioso pero tenemos algunas advertencias:

1.- Como ya dijimos, es un trago "engañador". Te vas por lo dulce y, sin darte cuenta, ya estás "Gualala" como cáscara de plátano. Así, que mejor los cuentas para saber cuándo estás tomando demasiado. 

2.- El dulzor de este trago te va a dar una resaca espantosa al día siguiente. Mientras más dulce, peor será la "caña" así que te recomendamos dejar en tu velador una botella con agua, un antiácido y un paracetamol por las dudas. Y trata de ir alternando con agua para que la deshidratación no sea tan salvaje al día siguiente: 2 terremotos 1 vaso de agua.

3.- Es difícil detenerse con este trago. Así que, si vas a beber, mejor que lo hagas "de local", es decir, en tu casa. Si vas a conducir NO TOMES.