Salud

Osteoartritis: los bultos en el medio de los dedos o en las puntas pueden ser síntomas tempranos

La Osteoartritis es la forma más común de artritis y se sabe que causa bultos y nódulos inusuales en los dedos. ¿Qué es lo que parecen?
martes, 19 de abril de 2022 · 12:49

La osteoartritis afecta con mayor frecuencia las articulaciones de las manos, las rodillas, las caderas, la parte baja de la espalda y el cuello. Cuando esto sucede, los tejidos que normalmente amortiguan el espacio articular se desgastan. Con el tiempo, una persona comenzará a experimentar dolor en las articulaciones, rigidez e incluso un agrandamiento visible de la articulación.

Los síntomas de la osteoartritis incluyen sensibilidad en las articulaciones, aumento del dolor y la rigidez cuando la articulación no se ha movido durante un tiempo y las articulaciones parecen un poco más grandes de lo normal.

Una sensación de chirrido o crujido o un sonido en las articulaciones, debilidad y desgaste muscular también son síntomas de la osteoartritis.

Los síntomas de la artritis también pueden aparecer en los dedos.

La osteoartritis puede hacer que se formen bultos en los dedos.

Los nódulos de Bouchard se forman en la mitad de los dedos, mientras que los nódulos de Heberden se forman en las puntas de los dedos.

Los nódulos de Bouchard son agrandamientos óseos de las articulaciones medias de los dedos, también conocidas como articulaciones interfalángicas proximales (PIP).

Estas son las primeras articulaciones inmediatamente por encima de los nudillos.

Los nódulos de Heberden son pequeños crecimientos óseos que aparecen en la articulación más cercana a la punta del dedo.

Los nódulos de Bouchard son menos comunes que los nódulos de Heberden, que son agrandamientos óseos de las articulaciones interfalángicas distales (IFD) más cercanas a las yemas de los dedos.

Pueden causar dolor y limitación del movimiento en las manos.

Hay una serie de tratamientos para la osteoartritis que incluyen medidas de estilo de vida, medicamentos y terapias de apoyo.

Los expertos recomiendan que el ejercicio es uno de los tratamientos clave para los pacientes con osteoartritis, ya que desarrolla los músculos y ayuda a fortalecer las articulaciones.

Además, el ejercicio puede ayudar a una persona a perder peso y, por lo tanto, quitar peso de las articulaciones para que se ejerza menos presión sobre ellas.

Un médico puede prescribir un régimen de ejercicio personalizado que ayude mejor a tratar la artritis de su paciente.

No existen análisis de sangre que ayuden a diagnosticar a una persona con osteoartritis.

Su profesional de la salud realizará otras pruebas para descartar la artritis reumatoide y la gota como posibles causas de sus síntomas inusuales en los dedos.

Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre para verificar el factor reumatoide (RF) y los anticuerpos contra el péptido citrulinado cíclico (CCP) que se observan en personas con artritis reumatoide.

Los análisis de sangre también pueden detectar niveles elevados de ácido úrico si se sospecha de gota.

También se puede obtener líquido articular para detectar cristales de ácido úrico asociados con la gota.