Mundo Gamer

JUEGO O VICIO: Cuáles son los beneficios de los videojuegos

En los últimos años pasaron de ser un divertimento para niños y se han convertido en un estilo de vida para muchas personas de todas las edades que los consumen con regularidad y con pasión, llegando incluso a ser televisados, e incluídos como parte de los segmentos deportivos y noticiosos.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 16:49

La eterna pregunta es: ¿Los videojuegos son buenos o malos para ti? Pues bien, ocurre que, como muchas cosas en la vida, pueden ser ambos.

Los padres desaprueban los videojuegos como una pérdida de tiempo y, lo que es peor, algunos expertos en educación piensan que estos juegos corrompen el cerebro.

Los medios de comunicación y algunos expertos culpan fácilmente a los videojuegos violentos como la razón por la que algunos jóvenes se vuelven violentos o cometen un comportamiento antisocial extremo.

Pero muchos científicos y psicólogos encuentran que los videojuegos pueden tener muchos beneficios, el principal es hacer que los niños sean inteligentes.

Los videojuegos pueden enseñar a los niños habilidades de pensamiento de alto nivel que necesitarán en el futuro.

“Los videojuegos cambian tu cerebro”, según el psicólogo C. Shawn Green de la Universidad de Wisconsin.

Jugar videojuegos cambia la estructura física del cerebro de la misma manera que aprender a leer, tocar el piano o navegar usando un mapa.

Al igual que el ejercicio puede desarrollar músculos, la poderosa combinación de concentración y oleadas gratificantes de neurotransmisores como la dopamina fortalecen los circuitos neuronales que pueden construir el cerebro.

 

Revisemos algunos beneficios de los videojuegos

Cuando tu hijo juega videojuegos, su cerebro se ejercita de verdad. En muchos videojuegos, las habilidades necesarias para ganar implican un pensamiento abstracto y de alto nivel. Estas habilidades ni siquiera se enseñan en la escuela.

Los principales beneficios de jugar videojuegos implican mejorar las habilidades mentales que incluyen:

 

Resolución de problemas y lógica

Cuando un niño juega a un juego como The Incredible Machine, Angry Birds o Fortnite, entrena su cerebro para encontrar formas creativas de resolver acertijos y otros problemas en ráfagas cortas.

 

Coordinación mano-ojo, motricidad fina y habilidades espaciales

En los juegos de disparos, el personaje puede estar corriendo y disparando al mismo tiempo.

Esto requiere que el jugador del mundo real mantenga un registro de la posición del personaje, hacia dónde se dirige, su velocidad, hacia dónde apunta el arma, si los disparos están alcanzando al enemigo, etc.

Todos estos factores deben tenerse en cuenta, y luego el jugador debe coordinar la interpretación y reacción del cerebro con el movimiento en sus manos y yemas de los dedos.

Este proceso requiere una gran coordinación ojo-mano y capacidad visual-espacial para tener éxito.

 

Planificación, gestión de recursos y logística

El jugador aprende a administrar los recursos que son limitados y a decidir el mejor uso de los recursos, de la misma manera que en la vida real. Esta habilidad se perfecciona en juegos de estrategia como SimCity, Call Of Duty u otros.

 

Multitarea, seguimiento simultáneo de muchas variables cambiantes y gestión de múltiples objetivos

En los juegos de estrategia, por ejemplo, mientras se desarrolla una ciudad, puede surgir una sorpresa inesperada como un enemigo. Esto obliga al jugador a ser flexible y cambiar rápidamente de táctica.

 

Pensamiento rápido, análisis y decisiones rápidos

A veces, el jugador hace esto casi cada segundo del juego, lo que le da al cerebro un entrenamiento real. 

Es importante destacar que las decisiones que toman los jugadores de videojuegos llenos de acción no son menos precisas.

 

Precisión

Los juegos de acción entrenan el cerebro del jugador para tomar decisiones más rápidas sin perder precisión.

En el mundo actual, es importante moverse rápidamente sin sacrificar la precisión.

 

Estrategia y anticipación

El jugador debe lidiar con problemas inmediatos mientras mantiene sus objetivos a largo plazo en su horizonte.

 

Conciencia situacional

Muchos juegos de estrategia también requieren que el jugador se vuelva consciente de los cambios de situación repentinos en el juego y se adapte en consecuencia.

 

Desarrollar habilidades de lectura y matemáticas

El joven jugador lee para recibir instrucciones, seguir las historias de los juegos y obtener información de los textos del juego.

Además, el uso de las habilidades matemáticas es importante para ganar en muchos juegos que implican un análisis cuantitativo, como la gestión de recursos.

 

Perseverancia

En los niveles más altos de un juego, el jugador generalmente falla la primera vez, pero sigue intentándolo hasta que tiene éxito y pasa al siguiente nivel.

 

Reconocimiento de patrones

Los juegos tienen lógica interna y el jugador lo descubre reconociendo patrones.

 

Mapeo

El jugador usa mapas del juego o construye mapas en su cabeza para navegar por mundos virtuales.

 

Memoria

Jugar juegos de disparos en primera persona como las series Call of Duty y Battlefield le permite al jugador juzgar efectivamente qué información debe almacenarse en su memoria de trabajo y qué puede descartarse considerando la tarea en cuestión, según un estudio publicado en Psychological Research .

 

Concentración

Un estudio realizado por el Appalachia Educational Laboratory revela que los niños con trastorno por déficit de atención que jugaron Dance Dance Revolution mejoran sus puntajes de lectura al ayudarlos a concentrarse.

 

Capacidad mejorada para reconocer información visual de manera rápida y precisa

Un estudio del Beth Israel Medical Center NY encontró un vínculo directo entre la habilidad en los videojuegos y la habilidad en la cirugía laparoscópica o de ojo de cerradura.

Los médicos que pasaban al menos tres horas a la semana jugando videojuegos cometieron aproximadamente un 37% menos de errores en la cirugía y realizaron la tarea un 27% más rápido que los cirujanos que no practicaban juegos.

Otro estudio encontró que las personas que juegan videojuegos de forma regular registran mejor los datos visuales y, por lo tanto, aprenden con mayor rapidez.

También son más resistentes a la interferencia perceptiva y, por lo tanto, pueden aprender durante un período de tiempo más largo en entornos que distraen.

 

Idioma

Los jugadores que no hablan inglés informan que aprenden inglés jugando. Y muchas veces el contacto con jugadores en línea de ddistintas nacionalidades y dialectos ha permitido que se enriquezca el lenguaje de los jóvenes y niños que participan de este tipo de situaciones de juego.
 

OJO: El vicio es otra cosa

Sin lugar a dudas acá no estamos hablando de conductas adictivas respecto de los videojuegos, sino de los beneficios que trae el jugarlos con responsabilidad, en el caso de los adultos; y con supervisión en caso de los niños.

Es importante comprender que cualquier videojuego puede desarrollar adicciones siempre que no se lo entienda tal y como lo que es: un juego.

Todos estos beneficios son posibles siempre y cuando tengas un uso moderado. Como todo en la vida. Así que si tienes problemas para dejarlo, o si conoces a alguien que ha desarrollado algún tipo de problema a razón de jugar los juegos puedes buscar ayuda profesional psicológica.

 

A JUGAR!!!

Otras Noticias