Astrología

Cómo reaccionas cuando tienes un mal día según tu signo del zodíaco

¿Qué haces cuando estás de mal humor? ¿Te encierras y te niegas a hablar con alguien, o arremetes contra tus más cercanos? Todos tenemos nuestra forma de lidiar con esos días en los que sabemos que no deberíamos haber despertado.
lunes, 28 de diciembre de 2020 · 10:10

Así es como reacciona cada signo cuando estamos teniendo un día del terror y el humor se nos pone negro

Aries (21 de marzo - 19 de abril)

Cuando Aries está de mal humor, son muy egocéntricos, peligrosamente impulsivos , exigentes y corren riesgos imprudentes.

No les pidas a un Aries que se encuentre de mal humor que maneje cualquier tipo de crisis (ya sea financiera o personal) que pueda tener, ya que podría terminar en un desastre. Es más. Tampoco los dejes conducir un vehículo en un día espantoso, porque seguro que se va a enojar por algo y va a pelear con los demás conductores que se crucen en su camino.

Espera hasta que vuelvan a recuperar la templanza y a que vuelvan a ser divertidos y optimistas .

Tauro (20 de abril - 20 de mayo)

La verdad es que la personalidad de un Tauro no cambia mucho cuando está de mal humor, sino que simplemente se intensifica hasta que estar en la compañía del toro deja de ser grato. Se vuelven más porfiados, más recalcitrantes y perezosos. Simplemente déjalos superar su mal humor o déjalos tranquilos hasta mañana.

De cualquier forma no vas a poder detenerlos ni ayudarlos ni calmarlos, así que está bien.

Géminis (21 de mayo - 20 de junio)

Un mal día afecta a un Géminis volviéndolo inquieto, distraído y crítico, así que si lo que buscas es sentido común o un buen consejo, espera hasta que el mal humor desaparezca. Si insistes, en lugar de un buen consejo, tu amigo Géminis te hará bolsa a criticas y ya sabes lo que duele asertividad de eses críticas en particular. 

Cáncer (21 de junio - 22 de julio)

Cuando un Cáncer está de mal humor, hace exactamente lo que esperarías: retirarse y aislarse.

Son personas sensibles en un buen día, pero cuando cuando el día se torna un infierno, sus defensas están bajas, y se vuelven hipersensibles.

Una palabra tuya mal interpretada y será un colapso emocional total para ellos. Mejor dejar a cáncer en paz o te volverás el responsable de su crisis aunque todo haya partido con que se echó a perder la centrífuga de la lavadora.

Leo (23 de julio - 22 de agosto)

Cualquier tipo de atención sigue siendo atención, por lo que si un Leo está teniendo un pésimo día, simplemente lo explotará.

Entrará por completo en el modo de "reina del drama". Se vuelven más arrogantes de lo habitual y jugarán el juego de "Vete, acércate" hasta que quieras gritar.

No grites, porque eso le robará la atención a Leo y puede ponerlo de peor humor y, con un león enojado sólo queda esperar a que se compadezca de nosotros y no nos coma porque somos vegetarianos (cosa que no tiene ningún sentido, porque un león siempre será un León).

Virgo (23 de agosto - 22 de septiembre)

Los Virgo pueden ser un poco sermoneantes cuando no se sienten felices y te dirán lo que te pasa.

Lo curioso es que, no importa cuán defectuoso te encuentren, la única lástima que tendrán es por ellos mismos.

Libra (23 de septiembre - 22 de octubre)

Cuidado con el titiritero en el que se convierte Libra cuando están de mal humor.

Es casi como si ser manipuladores los hiciera sentir como si tuvieran más control de sus vidas.

Escorpio (23 de octubre - 21 de noviembre)

Escorpio es como Tauro (siempre son muy parecidos, pero es aspectos completamente distintos): cuando están de mal humor, intensifican algunos de sus rasgos de personalidad más fuertes.

Y con Escorpio, eso significa que se vuelven completamente obsesivos, posesivos, reservados y celosos.

Apártate del camino de un Escorpio cuando se encuentre en ese estado; es realmente aterrador. Ahora, si quieres quedarte de todas formas a consolar y contener (porque escorpio lo demanda así) entonces tienes que estar mega dispuest@ a convertirte en una suerte de títere personal que baila al ritmo del escorpión hasta que se canse de hacer contigo lo que quiere.

Sagitario (22 de noviembre - 21 de diciembre)

La buena noticia es que cuando un Sagitario está de mal humor, no es malo.

Sin embargo, son discutidores, imprudentes y extremadamente indolentes.

En otras palabras, no empieces a planificar ese viaje que realizarán juntos. Espera hasta que se sienta mejor o en algún momento de los planes aparecerá la intención de tirarse en parapente, pero sin parapente o nadar en un río con pirañas. 

Espera un poco más y (hasta que se le pase) y salva tu vida.

Capricornio (22 de diciembre - 19 de enero)

Puede ser el día más caluroso de verano, pero cuando un Capricornio está de mal humor (Winter is comming) pensarás que es pleno invierno por el frío que hace.

También tenderá a concentrarse en lo negativo y se volverá muy pesimista e implacable. Todo será malo y consecuencia de tu torpeza. Así que mejor huye antes de que te deje la autoestima hecha pebre.

Acuario (20 de enero - 18 de febrero)

Normalmente, a los Acuario les encanta estar cerca de otras personas y harán lo que puedan para ayudarlos.

No es así cuando están teniendo un mal día y están de muy mal humor.

Cuando las cosas van mal para Acuario, se volverán muy distantes, cautelosos en sus relaciones con otros, irracionales y autodestructivos.

Aquí hay que hacer lo que sea necesario para cambiar su estado de ánimo, por el bien de todos.

Piscis (19 de febrero - 20 de marzo)

Cuando Piscis está teniendo un pésimo día, toma toda su energía creativa e inspirada normal y la vuelve hacia adentro.

Un Piscis de mal humor es pegajoso, necesitado, llorón, autodestructivo y lleno de autocompasión.

Puede ser extremadamente alarmante presenciar a un Piscis de mal humor ya que si tendencia al patetismo no tiene límites y además se vuelve muy impulsivo.

Sí, arruinará tu estado de ánimo. Lo mejor es darle un relajante muscular y que se duerma ¡hasta mañana! (Y se levantará fresco como lechuga, habiendo olvidado por qué estaba tan mal el día anterior. Eso es genial)