Mundo

Tratando de imitar a Jesús un pastor se enterró vivo para demostrar que iba a resucitar a los 3 días, pero murió

Un pastor en Zambia falleció después de que fracasara un intento de recrear la Resurrección de Jesús y lo dejaron atado y enterrado bajo tierra
martes, 24 de agosto de 2021 · 13:50

Un sacerdote en África murió después de que pidió ser enterrado vivo en un intento de imitar la resurrección de Jesús.

James Sakara, pastor de la Iglesia Cristiana de Zambia, creía que puede imitar la historia de Jesús que resucitó después de tres días de entierro. Por lo tanto, el pastor de la Iglesia Chidiza Zion afirmó a su congregación que regresaría después de tres días de ser enterrado.

Luego, tres feligreses lo ayudaron a cavar una tumba para él y enterraron vivo al pastor. Sin embargo, después de regresar tres días después por curiosidad, Sakara nunca regresó, lo encontraron muerto. Al ver inmóvil el cuerpo del sacerdote de 22 años, algunos feligreses intentaron hacer "ejercicios misteriosos" para revivirlo, pero fracasaron.

Las imágenes de video muestran a oficiales y residentes en Chidiza, Zambia, observando la tumba donde un sacerdote fue enterrado vivo.
Las imágenes de video muestran a oficiales y residentes en Chidiza, Zambia, observando la tumba donde un sacerdote fue enterrado vivo.

Antes de actuar, Sakara, que también practica la medicina tradicional, citó un versículo de la Biblia. El versículo que tomó fueron las palabras de Jesús en la Última Cena, antes de que Judas lo entregara al ejército romano. Informado por Oddity Central, Sakara tomó el famoso dicho de Jesús que dice "Haced esto en conmemoración mía".

Sin embargo, dijo que la sentencia fue pronunciada para imitar Su resurrección, no un banquete de pan y vino para Sus discípulos. Como se puede imaginar, muchos de sus feligreses estaban preocupados y trataron de persuadirlo de que no se enterrara. Sin embargo, tres personas finalmente están dispuestas a ayudar a Sakara.

Una persona se ha entregado y la policía busca al resto. Sakara dejó a su esposa embarazada y, por supuesto, a los miembros de su iglesia que estaban confundidos por sus acciones.

 

Otras Noticias