0

Las embarazadas víctimas de un antiepiléptico recurren a la justicia

17 may 2017
11h24
  • separator
  • comentarios

La asociación de defensa de víctimas del Dépakine (Apesac) recurrió a un tribunal de París para establecer la responsabilidad del laboratorio Sanofi en las malformaciones y los problemas de comportamiento de los niños cuyas madres tomaron ese antiepiléptico, informó hoy la emisora France Inter.

La Apesac se ha dirigido al Tribunal de Gran Instancia de París, en un proceso judicial que puede tardar años en resolverse.

Las autoridades sanitarias han calculado que entre 2.150 y 4.100 niños en el periodo de 1967 a 2016 sufrieron en Francia malformaciones congénitas por la ingesta materna durante el embarazo de un medicamento contra la epilepsia y la bipolaridad con valproato, principio activo comercializado por Sanofi con la marca Dépakine.

También en declaraciones a France Inter, la francesa Sanofi, una de las principales farmacéuticas del mundo, negó responsabilidades en el caso y aclaró que en 2003 ya había alertado a la agencia del medicamento sobre los efectos del Dépakine, conforme a varias publicaciones médicas.

Francia aprobó un fondo dotado con 10 millones de euros en 2017 y cantidades superiores en los años siguientes para compensar por los "daños imputables al valproato de sodio" del Dépakine.

Sin embargo, de momento Sanofi se ha negado a contribuir a este fondo.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad