0

América apoya a Colombia tras atentado y llama a fortalecer procesos de paz

18 jun 2017
16h29
  • separator
  • comentarios

El atentado del sábado en un centro comercial de una exclusiva zona al norte de la capital colombiana despertó hoy la solidaridad y condolencias de la región hacia el país andino, que se encuentra en una transición a la paz con la firma de un acuerdo con las FARC y en conversaciones con el ELN.

El ataque, que ocurrió en un baño de mujeres del Centro Comercial Andino en la víspera del Día del Padre, dejó tres mujeres muertas, entre ellas una joven francesa, y nueve más heridos.

Las fallecidas son Ana María Gutiérrez, de 27 años; Lady Paola Jaimes, de 31 años, y la francesa Julie Huynh, de 23 años, quien desde hace seis meses trabajaba como voluntaria en un colegio de la capital.

El Gobierno ofreció una recompensa de 100 millones de pesos (unos 33.600 de dólares).

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien canceló su viaje de mañana a Portugal, envió un mensaje al mandatario francés, Emmanuel Macron, por la muerte de su compatriota, en el que afirmó que "esto nos llama a unirnos y enfrentar terrorismo en el mundo".

Por su parte, el jefe máximo de las FARC, grupo que firmó en noviembre pasado un acuerdo de paz con el Gobierno colombiano, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", expresó su solidaridad y dijo que "dicho acto sólo puede venir de quienes quieren cerrar los caminos de la paz y reconciliación".

De igual forma, el ELN repudió el ataque y pidió "seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de paz".

En América, diplomáticos y gobiernos rechazaron al unísono el ataque y resaltaron la importancia de los procesos de paz y de fortalecer la cooperación entre los Estados para luchar contra el terrorismo.

El Gobierno francés a través de su embajador en Colombia, Gautier Mignot, se declaró "consternado por el fallecimiento de una joven francesa" y afirmó que están "apoyando a su familia en esta tragedia".

La oficina de la ONU en Colombia lamentó el acto y reiteró "que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una amenaza para la paz y la seguridad", y dijo que seguirá apoyando al Gobierno "en sus esfuerzos por construir una paz sostenible y duradera en el país".

El canciller de Chile, país acompañante del proceso de paz con las FARC, Heraldo Muñoz, reafirmó "igualmente la importancia de los procesos de paz y de fortalecer la cooperación entre los Estados para enfrentar juntos esta amenaza".

En esa misma línea se expresó la Cancillería de Ecuador, nación sede de los diálogos con el ELN, que "rechaza los actos terroristas en cualquiera de sus manifestaciones y espera que los culpables de este repudiable crimen contra la Humanidad sean sancionadas con todo el peso de la Ley".

El presidente de Bolivia, Evo Morales, envió su solidaridad con el país y dijo que "desde Bolivia manifestamos nuestro compromiso total con la Paz en Colombia".

El Gobierno panameño lamentó las consecuencias fatales y afirmó que "Panamá reitera su profundo rechazo a este y todo acto de violencia, y hace un llamado al más estricto respeto a la paz y la seguridad en esta región y a nivel global".

Uruguay rechazó el "uso de la violencia, que causa la muerte de civiles inocentes, al tiempo que quebranta principios y valores básicos como la libertad y el respeto a los derechos humanos fundamentales que sostienen la convivencia pacífica entre los seres humanos".

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, condenó "enérgicamente" el acto y dio "su solidaridad con los familiares de las víctimas y los heridos".

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo que su país "se une al pueblo colombiano en el repudio al atentado", y expresó "su pesar a los familiares de los fallecidos".

El mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski, calificó de "execrable" el ataque y mandó "un abrazo fraterno y solidario" para el pueblo y el Gobierno colombiano.

El Gobierno de Guatemala condenó "de manera enérgica cualquier acto que atente en contra de la vida y la convivencia pacífica", al igual que lo hizo el presidente paraguayo, Horacio Cartes, quien expresó "solidaridad con @JuanManSantos y el pueblo de @Colombia".

Por su parte, España pidió que "caiga todo el peso de la justicia", a la vez que difundió "su solidaridad al pueblo hermano colombiano frente a la terrible lacra del terrorismo, cuyo accionar cobarde y miserable, independientemente del lugar del mundo donde se manifiesta, le lleva siempre a golpear al víctimas indefensas e inocentes".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad