Coronavirus

Hijo de diputada Ossandón participó de la fiesta clandestina en Cachagua

Siguen apareciendo antecedentes sobre la fiesta en Cachagua.
viernes, 8 de enero de 2021 · 10:55

Este jueves ardió Twitter con el asunto de una fiesta realizada en Cachagua, un balneario de la comuna de Zapallar en la región de Valparaíso; en la que los asistentes eran jóvenes del segmento más acomodado de Santiago y miembros de colegios exclusivos. 

Durante todo el día, fueron apareciendo nombres de algunos asistentes y el fuerte rumor de que esta fiesta de año nuevo había sido un foco importante de contagios de Coronavirus.

No sólo sabían de una muchacha que estaba contagiada de Covid  y que "se sentía mal desde el día 1" y que "siguó carreteando", sino que en días posteriores, varios de los asistentes comenzaron a presentar síntomas, según se relata en algunos audios que circulan en Twitter.

Además, como los centros asistenciales cercanos estaban atiborrados de gente, algunos decidieron trasladarse a la capital.

Cabe destacar que esta fiesta tuvo curso en un espacio reducido donde se veía a una gran cantidad de personas bailando y bebiendo, obviamente sin mascarilla ni distancia social y con un alto nivel de organización como para suponer que este fue un encuentro de amigos que espontáneamente terminó en "carrete". Hasta un DJ tenían amenizando la fiesta.

Todo fue planeado a pesar de los avisos, alertas, peticiones de la autoridad. Nada fue suficiente para sensibilizar a esta gente de los peligros del Covid, no sólo para ellos, sino para sus familiares y entorno.

A la palestra salieron los nombres de los colegios a los cuales pertenecían estos jóvenes: El San Benito, Huelén, Tabancura, Everest, todos del sector oriente de Santiago.

El mismo día, el ministro Enrique Paris en el balance diario dijo lo siguiente:

”Hay gente que sigue participando en carretes sin ninguna protección, sin ninguna mascarilla, con una cantidad de personas por metro cuadrado enormemente alta y obviamente sin ningún distanciamiento social”. 

Pronto, diversas personalidades comenzaron a contrastar las diversas realidades y contextos en los que se dan las alzas de contagios. Algunas veces por necesidades de la población y otras veces, simplemente porque así es Chile:

Pero además, se reveló que entre quienes festejaban durante Año Nuevo se encontraba el hijo de la diputada Ximena Ossandón (RN), de 19 años, quien además es el sobrino del senador Manuel José Ossandón (RN). El joven fue relacionado con el evento en redes sociales, lo que fue confirmado por fuentes de Radio Bío Bío.

Por el momento, la parlamentaria, no ha hecho referencias al caso de manera oficial.

Debido a la gravedad del delito sanitario, desde el Gobierno anunciaron que presentarían querellas criminales contra los dueños de las propiedades donde han ocurrido esta clase de eventos.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, dijo lo siguiente:

“Uno no deja de sorprenderse, cómo puede ser posible, no solo que los jóvenes en un sector en una playa quieren hacer una fiesta, como puede ser posible que los padres-dueños de casa permitan eso, que no haya un control más efectivo en los espacios que tienen que administrar.”

Sin embargo, el que dio en el clavo, fue el alcalde de Zapallar, Gustavo Alessandri, quien comentó que para realizar fiscalizaciones deben recibir una denuncia previa y que además estas fiestas suelen ocurrir en condominios privados, lo que dificulta la fiscalización.