Reino Unido

La reina rompe el silencio después de la entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle

El Palacio de Buckingham emitió un comunicado el martes, diciendo que la familia estaba "entristecida" al enterarse de las luchas que Harry y Meghan revelaron esta semana, y que serían tomados muy en serio.
miércoles, 10 de marzo de 2021 · 07:55

La declaración es el primer comentario del palacio luego de la entrevista televisiva de dos horas de Harry y Meghan con Oprah en la que alegaron que Meghan había experimentado racismo y trato cruel durante su tiempo en la familia real.

"Los problemas planteados, en particular el de raza, son preocupantes", dijo el palacio en un comunicado emitido en nombre de la reina Isabel II. "Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia los abordará en privado ''.

La declaración también decía que "Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros de la familia muy queridos".

El palacio a menudo trata de mantenerse por encima de la controversia permaneciendo en silencio y capeando la tormenta, pero los cargos del duque y la duquesa de Sussex fueron tan dañinos que la familia tuvo que responder.

Anteriormente, algunos observadores habían dicho que el silencio del Palacio de Buckingham sobre el tema solo se ha sumado al furor que rodea la entrevista televisiva.

La entrevista, que se emitió el domingo por la noche en Estados Unidos y un día después en Gran Bretaña, conmovió a la familia real y dividió a personas de todo el mundo. Si bien muchos dicen que las acusaciones demuestran la necesidad de un cambio dentro de un palacio que no ha seguido el ritmo de los movimientos #MeToo y Black Lives Matter, otros han criticado a Harry y Meghan por lanzar su bomba mientras el abuelo de Harry, el príncipe Felipe, de 99 años, permanece hospitalizado en Londres tras un procedimiento cardíaco.

Durante la entrevista de dos horas, Meghan describió sentirse tan aislada y miserable dentro de la familia real que tuvo pensamientos suicidas, pero cuando pidió ayuda de salud mental al personal de recursos humanos del palacio, le dijeron que no era una empleada remunerada. También dijo que un miembro de la familia real le había expresado "preocupaciones" a Harry sobre el color de la piel de su hijo por nacer.

Winfrey dijo más tarde que Harry le dijo fuera de cámara que el miembro de la familia no era la reina Isabel II o el príncipe Felipe, lo que provocó una oleada de especulaciones sobre quién podría ser.

Harry también reveló que las tensiones que soportó la pareja. Habían roto relaciones con su padre, el príncipe Carlos, heredero del trono británico, y su hermano, el príncipe William, iluminando la profundidad de las divisiones familiares que llevaron a la pareja a alejarse de los deberes reales y mudarse a California, en Estados Unidos, el año pasado.

El príncipe Carlos no comentó sobre la entrevista del martes durante una visita a una clínica de vacunas en Londres.

El padre de Harry visitó una iglesia para ver una clínica de vacunación temporal en acción y se reunió con trabajadores de la salud, personal de la iglesia y personas que debían recibir la vacuna.

La visita fue su primera aparición pública desde que la entrevista se emitió en Estados Unidos el domingo por la noche.

Otras Noticias