Feticidio Femenino

Hombre corta el vientre de su esposa embarazada 'para comprobar el sexo' del bebé

Un hombre de la localidad india de Uttar Pradesh fue arrestado después de que supuestamente cortó el estómago de su esposa con una hoz para verificar el sexo del bebé.
martes, 22 de septiembre de 2020 · 09:05

Un hombre fue arrestado en el norte de la India después de cortar con una hoz el estómago de su esposa embarazada, dejándola gravemente enferma y causando la muerte de su bebé que estaba por nacer, señalaron la policía local y sus familiares.

La mujer estaba en cuidados intensivos en un hospital de la capital, Nueva Delhi, dijo la policía en el distrito de Budaun en el estado norteño de Uttar Pradesh, luego del ataque del sábado.

Golu Singh, hermano de la afectada, contó que el ataque se produjo porque el marido quería saber el sexo del bebé. La pareja ya tenía cinco hijas.

"La atacó con una hoz y le desgarró el estómago diciendo que quería verificar el sexo del feto", dijo Singh, a la Fundación Thomson Reuters.

La policía comentó que el bebé nació muerto a última hora del domingo y el agresor fue puesto bajo custodia.

Cabe señalar que, dentro del contexto cultural de la India, las hijas a menudo se consideran una carga, ya que las familias tienen que pagar dotes cuando se casan, mientras que los hijos son apreciados como sostén de la familia pues son los que heredan propiedades y manienen el apellido.

Este problema se escala a niveles preocupantes, tanto así que los feticidios femeninos, es decir los abortos de fetos femeninos, han sido prohibidos en India, donde la preferencia por los niños varones ha llevado a que la población tenga un número cada vez menor de niñas.

 

Feticidio femenino

Existen preocupantes cifras respecto de feticidios femeninos, tanto así que se calcula que alrededor de 15,8 millones de niñas desaparecieron en India debido a la selección prenatal del sexo entre 1990 y 2018, según el Population Research Institute.

Según una encuesta realizada por el gobierno indio, publicada en el mes de julio, se informó que la proporción de género de la India, o el número de mujeres por cada 1.000 hombres, fue de 896 entre 2015 y 2017, frente a 898 en el periodos 2014-2016 y 900 entre 2013 y 2015.

la situación es tan dramática que la ley india prohíbe a los médicos y trabajadores de la salud compartir el sexo de un niño por nacer con los padres o realizar pruebas para determinar el sexo del niño, y solo los médicos registrados pueden realizar abortos.

Pero los activistas dicen que la discriminación de género y el feticidio femenino sigue siendo un gran problema en toda la India.

Un estudio de 2011 de la revista médica británica The Lancet encontró que hasta 12 millones de fetos femeninos fueron abortados en la India en las tres décadas anteriores.

En el año 2014, un informe de las Naciones Unidas dijo que el número cada vez menor de niñas en India había alcanzado "proporciones de emergencia" y estaba contribuyendo a graves y terribles delitos contra las mujeres.