¿Cuánto falta?

Predicciones de Bill Gates: Los países ricos podrían volver a la normalidad a fines de 2021

En una entrevista con el Wall Street Journal, Gates, de 64 años, advirtió que el éxito de las vacunas que se están probando actualmente en Estados Unidos no está garantizado.
miércoles, 7 de octubre de 2020 · 12:13

El cofundador de Microsoft habló nuevamente sobre la pandemia en curso.Recordemos que hace unas semanas el multimillonario dijo en una entrevista reciente con la cadena FOX que el "mejor escenario" para el final de la pandemia podría no ucurrir hasta 2022.

En aquellas declaraciones a "Fox News Sunday", Gates dijo que cree que la vida volverá a ser casi normal en el verano -del hemisferio norte- de 2021 debido a una posible vacuna COVID-19, que probablemente se lanzará en algún momento a principios de 2021. Sin embargo, señaló que según sus cálculos veremos el fin de la pandemia hasta el año siguiente.

Al respecto dijo: "El final de la epidemia, en el mejor de los casos, es probablemente 2022. Pero durante 2021, las cifras, deberíamos poder reducirlas, si adoptamos el enfoque global", Y añadió que “Entonces, ya sabes, gracias a Dios que la tecnología de vacunas estaba ahí, que surgieron los fondos, que las empresas pusieron a su mejor personal en ello. Por eso soy optimista que esto no durará indefinidamente".

 

Reafirma sus dichos


Durante las últimas horas el fundador de Microsoft, Bill Gates, volvió a hablar del tema. Lo hizo el martes y dijo que los países más ricos podrían estar volviendo casi a la normalidad para fines de 2021 si una vacuna está lista pronto y se distribuye a gran escala.

"La FDA se avergonzó bastante con el anuncio del plasma, donde hicieron afirmaciones que estaban completamente equivocadas. Elogiaron mucho a las figuras políticas, por lo que no han sido tan fuertes como cabría esperar", alegó Gates.

Sin embargo, dijo que respalda a la agencia al confiar en la seguridad de una vacuna.

"Con la vacuna y la idea del panel de expertos y el equipo profesional, creo que este es el estándar de oro que tanto EE. UU. Como el mundo querrán tener en cuenta antes de administrar la vacuna a millones de personas", indicó.

Las vacunas COVID-19 desarrolladas por Pfizer / BioNTech y AstraZeneca / Oxford University son dos de los principales candidatos en la carrera para ser los primeros en obtener la aprobación regulatoria en Occidente.

"Todavía no sabemos si estas vacunas tendrán éxito", dijo Gates. 'Ahora la capacidad tomará tiempo para aumentar. Y así, la asignación dentro de los EE. UU. Y entre los EE. UU. Y otros países será un punto de discusión muy importante.

"Si ibas por una eliminación donde no tenemos más transmisión, eso tomará de dos a tres años", continuó.

"En los países ricos, sin embargo, si realmente en los primeros meses del próximo año se pone la vacuna y son bastante efectivos en el bloqueo de la transmisión, entonces a fines del próximo año las cosas podrían volver a la normalidad, ese es el mejor caso posible."



Recordemos que el director de la Organización Mundial de la Salud dijo el martes que una vacuna contra el COVID-19 podría estar lista para fin de año.

Gates, que hizo una fortuna con Microsoft, ha donado 36.000 millones de dólares a la Fundación Bill y Melinda Gates, que tiene como objetivo abordar la pobreza extrema y la atención médica deficiente.

El mes pasado, la fundación firmó un acuerdo con 16 compañías farmacéuticas, que según Gates las comprometía a aumentar la producción a una velocidad sin precedentes y a asegurarse de que las vacunas aprobadas alcancen una amplia distribución lo antes posible.

 

Evolución de las vacunas


Uno de los voluntarios que recibió la vacuna COVID-19 en los ensayos de fase 3 desarrollados por la Universidad de Oxford junto con la farmacéutica británica AstraZeneca. Es uno de los principales candidatos en la carrera por ser el primero en obtener la aprobación regulatoria en Occidente.

Los kits de prueba para el estudio de vacunación contra la enfermedad del coronavirus de Pfizer, que también es uno de los principales candidatos para ser la primera vacuna aprobada en Occidente, se ven en los Centros de Investigación de América.

Rusia ha seguido adelante con su vacuna COVID-19 con vacunaciones públicas masivas junto con el principal ensayo en humanos, lo que generó preocupación entre algunos observadores de que estaba dando prioridad al prestigio nacional sobre la ciencia sólida y la seguridad.

"También estamos hablando con Rusia y China", dijo Gates. "Ninguna de sus vacunas está en un ensayo de fase III con un regulador de gran prestigio que supervisa ese ensayo".

Gates dijo que desde un punto de vista científico las vacunas rusa y china eran proyectos perfectamente válidos, pero la ausencia de un estudio de Fase III muy respetado podría limitar su atractivo fuera de sus respectivos países. Y agregó que "Las empresas occidentales están más adelantadas en la realización de estos estudios de fase III y, por lo tanto, si salen bien y se ofrecen a bajo costo, dudo que haya muchas vacunas rusas o chinas fuera de esos países".

Gates además dijo que en los Estados Unidos la gente debería pensar en formas de reducir las dudas sobre tener una vacuna COVID-19 cuando esté lista.

Además comentó: "Incluso con la erradicación de la polio, que ha estado en curso durante algunas décadas y, con suerte, está muy cerca de completarse, vimos rumores muy malos sobre la vacuna contra la polio como si fuera de los EE. UU. Y fue para esterilizar a las mujeres".

“En lugares como Nigeria tuvimos que ir a los líderes religiosos a hablar con ellos para que hablen de vacunar a sus hijos. Por lo tanto, al comprender la red de confianza que es un experto, muy pocas personas pueden ver la formulación y los datos directamente'', puntualizó.

Otras Noticias