Test de personalidad

Dime cómo es la forma de tu rostro y te diré cómo es tu personalidad

Cada forma de rostro tiene sus propias características y puede ofrecer una visión única de la persona que la posee.
miércoles, 19 de junio de 2024 · 07:30

La fisiognomía es una antigua pseudociencia que sugiere que la forma del rostro puede revelar la personalidad. Esta creencia tiene raíces en la antigua Grecia, donde los pensadores creían que la apariencia física reflejaba el espíritu y según estas teorías, los rasgos faciales pueden indicar cualidades específicas. 

Diferentes rostros

El rostro redondo se caracteriza por tener un ancho y un largo casi iguales, lo que le da una apariencia juvenil e ingenua y aunque puede hacer que la persona parezca demasiado inocente, en realidad, quienes lo poseen suelen ser seguros y maduros al tomar decisiones. 

El rostro alargado, más largo que ancho y con un mentón prominente, puede dar una impresión de seriedad y mal carácter, pero lo cierto es que esconde una personalidad llena de buena energía y amabilidad una vez que se establece la confianza. Las personas con este tipo de cara reflejan autoridad y tienen una actitud de líderes naturales. 

Rostros. Fuente:  
Fuente: iStock / Producción Terra.

Las personas con rostros ovalados, que tienen una frente amplia y una mandíbula más estrecha que los pómulos, muestran proporciones equilibradas y facciones armoniosas. Este tipo de cara revela una personalidad meticulosa y correcta, además de cuidadosa y considerada.

El rostro en forma de corazón, que se ensancha en las mejillas y tiene una frente más estrecha, refleja una personalidad simpática y amigable. Estas personas son conocidas por su creatividad y fuerza interior y tienden a ser soñadoras y perseverantes, dispuestas a superar cualquier obstáculo para alcanzar sus objetivos.

Rostro. Fuente:
Pexels / Kamaji Ogino.

El rostro cuadrado, con una longitud similar en ancho y largo y ángulos marcados en la frente y la mandíbula, denota una personalidad segura y lógica. Estas personas son vistas como pensadoras inteligentes y perfeccionistas, aunque pueden parecer poco sociables al principio, son muy interesantes y comunicativas.

El rostro diamante, también conocido como triángulo, tiene una mandíbula ancha y una frente más estrecha. Aunque algunos puedan percibir a estas personas como manipuladoras, en realidad son amables y confiables una vez que se establece la confianza.