ASTROLOGÍA

Conoce cómo es tu personalidad, según la fase de la Luna en que naciste

La Astrología nos muestra cómo este astro interfiere en nuestra forma de ser.
sábado, 13 de abril de 2024 · 00:05

La Astrología es una de las creencias que ha abordado de diversas maneras el tema de la personalidad. Sus preceptos al respecto están basados en lo que los astros del universo le transmiten con sus movimientos, posicionamiento y energías que emanan.

Luna y personalidad. Fuente: Pixabay

Según esta creencia, los planetas, la Luna y el Sol repercuten en la vida terrenal. Sus energías logran determina cómo es la personalidad de las personas, o al menos los rasgos más sobresalientes de estas y los parámetros más comunes de su comportamiento.  

La luna y la personalidad

Al igual que sucede con el movimiento y posicionamiento de los planetas, siempre según la Astrología, las distintas fases de la Luna tiene una injerencia muy fuerte en la personalidad. Este satélite con el que la Tierra cuenta inspira ciertas características del carácter de los seres humanos por lo tanto, si quieres conocer un poco más de ti mismo o de los demás es un dato que no debes dejar pasar.

Luna y personalidad. Fuente: Pixabay

A continuación, la Astrología nos propone conocer cómo es nuestra personalidad, según la fase de la Luna en la que nacimos. Con tu fecha de nacimiento puedes ingresar en el siguiente link para conocer bajo qué fase lunar naciste y luego descubrir lo que a continuación esta creencia tiene para decirte sobre tu personalidad.

Luna y personalidad. Fuente: Pixabay
  • Luna nueva: se trata de personas aventureras, curiosas y que está en constante búsqueda de nuevas experiencias.
  • Luna creciente: son personas indecisas a las que no les gusta dejar anda a medias. Se caracterizan por tener una gran fortaleza y enfrentar cambios es todo un reto para ellas.  
  • Luna llena: se caracterizan por darle mucha importancia a lo que opinan los demás, por lo que muchas veces depende de estos para tomar decisiones.
  • Luna menguante: son personas muy sociables y espirituales. Su empatía las lleva a ser muy solidarias.