Salud

QUIZÁS PADECES DE PREDIABETES ¿Qué es y cómo controlarla?

Si te han dicho que tienes prediabetes, no te preocupes. Significa que aún tienes la oportunidad de hacer algo para evitar o retrasar la diabetes tipo 2. Aquí te damos algunas recomendaciones que te ayudarán a sobrellevar este diagnóstico gracias a las recomendaciones de un médico especialista
martes, 24 de enero de 2023 · 16:04

Recibir un diagnóstico de prediabetes puede ser un llamado a la acción, ya que todavía tienes la oportunidad de tomar medidas para ayudar a prevenir o retrasar el desarrollo de diabetes tipo 2.

Según el Dr. Douglas Barbieri, Director Médico del negocio de diabetes en Abbott, "la condición puede ser manejada y puesta bajo control" y, con un manejo adecuado del estilo de vida, la aparición de diabetes tipo 2 puede ser retrasada por 3 a 4 años.

La Asociación Americana de Diabetes define la prediabetes como un nivel de azúcar en la sangre por encima del rango normal, pero no lo suficientemente alto para indicar diabetes. Entre aquellos con prediabetes que no toman medidas preventivas, al menos el 30% desarrolla diabetes tipo 2 en los próximos cinco años. En Chile, la sospecha de diabetes mellitus alcanza al 12,3% de la población, según la última Encuesta Nacional de Salud.

Sin embargo, con un diagnóstico de prediabetes, puedes tomar medidas para controlar o retrasar el desarrollo de diabetes tipo 2. El Dr. Barbieri aconseja "cambios adecuados en tu dieta y régimen de ejercicios" para manejar la prediabetes.

Es importante tener en cuenta que, tanto en prediabetes como en diabetes tipo 2, el cuerpo se vuelve resistente a la insulina, lo que significa que la hormona de la insulina no está funcionando adecuadamente para introducir el azúcar desde la sangre a las células. Un nivel elevado de azúcar en la sangre puede tener efectos en muchas partes del cuerpo

¿Cuál es la diferencia entre DIABETES y PREDIABETES?

La prediabetes y la diabetes tipo 2 son dos condiciones que pueden afectar el nivel de azúcar en la sangre en el cuerpo. Aunque ambas condiciones tienen similitudes, existen diferencias fundamentales entre ellas.

En ambas condiciones, el cuerpo se vuelve resistente a la insulina, lo que significa que la hormona de la insulina no está trabajando adecuadamente para introducir el azúcar desde la sangre a las células. Esto puede causar un nivel más alto de azúcar en la sangre y tener efectos en muchas partes del cuerpo, de acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes (ADA).

Sin embargo, existen diferencias en el nivel de azúcar en la sangre en cada una de estas condiciones. La prediabetes se refiere a un nivel de azúcar en la sangre por encima del rango normal, pero no lo suficientemente alto para indicar diabetes. En cambio, en diabetes tipo 2, el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto y requiere tratamiento.

Un profesional médico puede solicitar pruebas para medir el azúcar en la sangre y determinar si un paciente tiene prediabetes o diabetes real. Es importante identificar y tratar estas condiciones tempranamente para evitar problemas de salud graves a largo plazo.

¿Cómo enfrentar la PREDIABETES?

El diagnóstico de prediabetes puede ser abrumador, pero no es una condición que no se pueda manejar. Según el Dr. Douglas Barbieri, un aspecto positivo de este diagnóstico es que te permite prestar más atención a tu salud y bienestar general. El Dr. Barbieri ofrece las siguientes recomendaciones para controlar la prediabetes y evitar el desarrollo de diabetes tipo 2:

  • Bajar un 7% de tu peso actual. No es necesario bajar mucho peso para mejorar tus niveles de azúcar en la sangre. De acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDKD), bajar un 7% de tu propio peso reduce en un 58% tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según la Asociación Americana de Diabetes. La pérdida de peso ayuda a tu cuerpo a utilizar mejor la insulina, y se puede lograr con una dieta saludable que incluya frutas, verduras, proteínas magras, alimentos bajos en grasas o sin grasas y granos integrales.
  • Iniciar una rutina de actividad física regular. Los estudios han demostrado repetidamente el impacto del ejercicio en los niveles de azúcar en la sangre. Una revisión publicada en la revista Actividad Física y Salud encontró que las personas con prediabetes que inician una vida físicamente activa logran ralentizar la progresión de la enfermedad. Realizar actividad física moderada, como caminar a paso rápido o nadar o andar en bicicleta, puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre, según la ADA. Se recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicio cinco días a la semana, siempre y cuando se consulte previamente con un profesional médico sobre qué tipo y cantidad de ejercicio es adecuado para cada persona.

Enfrentar un diagnóstico de diabetes tipo 2 puede ser difícil, pero es importante enfocarse en hacer cambios que mejorarán tu salud. Con el apoyo y la información correcta, puedes trabajar de manera proactiva para vivir una vida más saludable.

Otras Noticias