Salud

Estatinas y alcohol: SERIA ADVERTENCIA sobre el consumo de ambas cosas

Las estatinas son un grupo de medicamentos que pueden ayudar a reducir los niveles dañinos de colesterol. Si bien es seguro beber alcohol y tomar estatinas, hay algunas consideraciones importantes a tener en cuenta.
lunes, 17 de mayo de 2021 · 11:50

Las estatinas son un salvavidas crucial para las personas con riesgo de enfermedad cardíaca porque pueden ayudar a reducir el nivel de colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre.

El colesterol LDL es una sustancia cerosa que se acumula en el interior de las arterias, lo que aumenta el riesgo de bloqueo. Aunque las ventajas de tomar estatinas superan a las desventajas, pueden interactuar con ciertas decisiones dietéticas.

Según el NHS (Entidad sanitaria de Inglaterra, similar a nuestro Ministerio de Salud o el ISP), las personas que beben regularmente grandes cantidades de alcohol tienen un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios más graves por las estatinas.

“El médico también te preguntará cuánto alcohol bebes antes de prescribirte estatinas”, explica el organismo de salud.

"Si le recetan una estatina, es posible que pueda seguir bebiendo alcohol". Sin embargo, las pautas de salud del Reino Unido recomiendan no beber más de 14 unidades de alcohol a la semana (2-3 unidades equivalen a una botella de cerveza de 350 cc aproximadamente.)

¿Cuáles son los efectos secundarios graves de tomar estatinas?

Ha habido preocupaciones en el pasado de que el alcohol en dosis bajas pueda aumentar la probabilidad de que una estatina cause inflamación del hígado, pero un estudio realizado por Harvard Health disipa estos temores.

El estudio evaluó la pregunta en 1.244 hombres que se habían sometido a una cirugía de bypass de arteria coronaria.

Los hombres fueron asignados al azar para tomar lovastatina en dosis bajas o altas (uno de los principales tipos de estatina).

Entre los 345 hombres que tomaron dosis altas, el alcohol no tuvo ningún efecto sobre el riesgo de inflamación del hígado, incluso en los hombres que tomaron más de dos tragos al día en promedio.

Aunque no está directamente asociado con el consumo de alcohol, la rabdomiólisis es posiblemente el efecto secundario más grave de tomar estatinas.

La rabdomiólisis se trata de un daño muscular potencialmente mortal. "La rabdomiólisis puede causar dolor muscular severo, daño hepático, insuficiencia renal y muerte", advierte la Clínica Mayo.

Vale la pena señalar que el riesgo de efectos secundarios muy graves es extremadamente bajo, y se calcula en unos pocos casos por millón de personas que toman estatinas, señala el organismo de salud.

El raro riesgo de efectos secundarios también debe sopesarse con los beneficios demostrables de tomar estatinas.

Una revisión de los estudios científicos sobre la efectividad de las estatinas que se encuentran alrededor de una de cada 50 personas que toman el medicamento durante cinco años evitará un evento grave, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral, como resultado.

No obstante, debe discutir los beneficios y riesgos de tomar estatinas con su médico antes de comenzar a tomar el medicamento, informa el NHS.

"Si encuentra ciertos efectos secundarios particularmente molestos, hable con el médico a cargo de su atención".

Otras Noticias