Salud

TEMPORADA DE ALERGIAS: Estos son los síntomas, causas y tratamiendo de las Alergias estacionales

Los cambios de estación tienden a acentuar muchas alergias, ya sea exteriores o interiores, por lo cual hay que tomar medidas para que la primavera, el otoño, el invierno y el verano, no se conviertan en un sinónimo de estornudos, picazón y malestar.
jueves, 24 de septiembre de 2020 · 12:18

Por lo general el comienzo de la primavera trae consigo una serie de síntomas conocidos para todos quienes sufren de alergias, sin embargo no es la única estación que renueva las fastidiosas y molestas problemáticas de los alérgicos y acá le damos un vistazo a cada una de ellas para que tengas en mente algunas soluciones para que el cambio de estación no se transforme en un fastidio.

Una alergia (rinitis alérgica) que ocurre en una temporada en particular, y se le conoce más comúnmente como fiebre del heno.

La fiebre del heno ocurre cuando tu sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a un alérgeno exterior, como es por ejemplo el polen.

¿Qué es un alérgeno?

Un alérgeno es algo que desencadena una respuesta alérgica. Los alérgenos más comunes son, como ya dijimos, el polen de aquellas plantas que se polinizan a través del viento, como árboles, pastos y malezas. Por el contrario, el polen de las plantas polinizadas por insectos es demasiado pesado para permanecer en el aire durante mucho tiempo y es menos probable que desencadene una reacción alérgica.

¿Por qué se le llama fiebre del heno?


La fiebre del heno recibe su nombre de la temporada de corte de heno. Históricamente, esta actividad se produjo en los meses de verano, aproximadamente al mismo tiempo que muchas personas experimentaban síntomas.

Además ocurre que las alergias estacionales son menos comunes durante el invierno, pero es posible experimentar rinitis alérgica durante todo el año.

Diferentes plantas emiten sus respectivos pólenes en diferentes épocas, no solo en primavera o verano. Dependiendo de los desencadenantes de tu alergia y del lugar donde vivas, puedes experimentar fiebre del heno en más de una temporada. También puedes reaccionar a alérgenos de interiores, como son el moho o la caspa de las mascotas.

La fiebre del heno ocurre cuando tu sistema inmunológico identifica una sustancia en el aire que generalmente es inofensiva pero la entiende como peligrosa. Entonces tu sistema inmune responde a esa sustancia, o alérgeno, liberando histaminas y otras sustancias químicas en el torrente sanguíneo. Esos productos químicos producen los síntomas de una reacción alérgica.

 

Desencadenantes de alergias según la temporada


Como señalamos más arriba los desencadenantes comunes de la fiebre del heno varían de una temporada a otra, revisemos una a una:


Primavera

Con la llegada de la primavera se reactiva el proceso natural de polinización y florecimiento. Por eso es que los árboles son responsables de la mayoría de las alergias estacionales de la primavera. El abedul es uno de los más comunes en las latitudes del norte, donde muchas personas con fiebre del heno reaccionan a su polen. Otros árboles alergénicos en América del Norte incluyen el cedro, el aliso, el castaño de indias, el sauce y el álamo. En latitudes sureñas el Plátano oriental es uno de los más compicados para quienes viven cerca de ellos. Lo mismo que el Tomatillo, la Ballica inglesa, el Litre y el Aromo, tal como señala un estudio de la Universidad de Concepción.


Verano

La fiebre del heno recibe su nombre de la temporada de corte del heno, que tradicionalmente ocurre en los meses de verano. Pero los verdaderos culpables de las alergias estacionales de verano son los pastos, como el raigrás y el pasto timothy, así como ciertas malezas.


Otoño

El otoño es la temporada de las plantas de la ambrosía. El nombre del género de ambrosía es Ambrosia, e incluye más de 40 especies en todo el mundo. La mayoría de ellos crecen en regiones templadas de América del Norte y del Sur. Son plantas invasoras difíciles de controlar. Su polen es un alérgeno muy común y los síntomas de la alergia a la ambrosía pueden ser especialmente graves.

Otras plantas que dejan caer su polen en el otoño incluyen ortigas, artemisas, acederas, gallinas gordas y plátanos.


Invierno

Para el invierno, la mayoría de los alérgenos al aire libre permanecen inactivos. Como resultado, el clima frío brinda alivio a muchas personas con fiebre del heno. Pero también significa que más personas pasan tiempo en interiores. Si es propenso a las alergias estacionales, también puede reaccionar a los alérgenos de interiores, como el moho, la caspa de las mascotas, los ácaros del polvo o las cucarachas.

Los alérgenos de interior suelen ser más fáciles de eliminar de su entorno que el polen de exterior. Aquí hay algunos consejos para deshacerse de los alérgenos comunes de su hogar:

¿cómo evitar las alergias de interior?

 

  • Lava tu ropa de cama con agua muy caliente al menos una vez a la semana.
  • Cubre tu ropa de cama y almohadas con fundas a prueba de alérgenos.
  • Deshazte de las alfombras y los muebles tapizados.
  • Retira los juguetes de peluche de las habitaciones de tus hijos.
  • Repara las fugas de agua y limpia los daños causados ​​por el agua que pueden ayudar a que prosperen el moho y las plagas.
  • Limpia las superficies con moho y cualquier lugar que pueda formarse, incluidos acondicionadores de aire y refrigeradores.
  • Use un deshumidificador para reducir el exceso de humedad.

 

¿Cómo diagnosticar las alergias?


La fiebre del heno suele ser más fácil de diagnosticar que otras alergias. Si tienes síntomas alérgicos que solo ocurren en ciertas épocas del año, es una señal de que tienes rinitis alérgica estacional. Tu médico también puede revisar sus oídos, nariz y garganta para hacer un diagnóstico.

Las pruebas de alergia generalmente no son necesarias. El tratamiento para la rinitis alérgica probablemente sea el mismo, sin importar a qué tipo de alérgeno reaccione.

 

¿Cómo evitar las Alergias Estacionales?

 

  • Evitar en lo posible el contacto directo con los pólenes, durante el período de polinización. Ejemplo; salir al campo, cortar el césped, barrer jardines o aceras, etc. Si no se puede evitar se aconseja ponerse una mascarilla.
  • Mantener las ventanas de casa y/o vehículo cerradas
  • Evitar salir al aire libre los días de mucho viento, ya que se produce un aumento en la concentración de pólenes atmosféricos.
  • Evitar secar la ropa al exterior durante el periodo de máxima polinización, el polen queda atrapado en la ropa húmeda
  • El uso de gafas de sol pueden reducir la irritación conjuntival y el lagrimeo
  • Evitar entrar en contacto con otros agentes irritantes como el humo de tabaco y malos olores, que pueden potenciar la reacción alérgica
  • Si se consume fruta u otros productos vegetales frescos, es imprescindible lavarlos antes de comerlos, podrían tener granos de polen en su superficie.

FUENTE: Servicio de Salud del Maule

 

Medicamentoz para la alergia



Cuando no puedes evitar los alérgenos, hay otros tratamientos disponibles, que incluyen:

Descongestionantes y antihistamínicos de venta libre, como cetirizina (Zyrtec) y medicamentos combinados que contienen acetaminofén, difenhidramina y fenilefrina, medicamentos recetados, como aerosoles nasales con esteroides.

En casos graves, tu médico puede recomendar vacunas contra la alergia. Son un tipo de inmunoterapia que puede ayudar a desensibilizar su sistema inmunológico a los alérgenos.

OJO: Algunos medicamentos para la alergia pueden tener efectos secundarios no deseados, como somnolencia, mareos y confusión.



Tratamientos alternativos para la alergia


Se han realizado pocos estudios sobre tratamientos alternativos para la fiebre del heno. Algunas personas creen que los siguientes tratamientos alternativos pueden brindar alivio:

  • Quercetina, un flavonoide que da color a frutas y verduras
  • Lactobacillus acidophilus, la bacteria "amigable" que se encuentra en el yogur
  • Espirulina, un tipo de alga verdiazul
  • vitamina C, que tiene algunas propiedades antihistamínicas


CONSULTA A TU MÉDICO

Los síntomas de las alergias estacionales pueden ser incómodos. Si sospechas que tienes alergias estacionales, habla con tu médico. Los profesionales capacitados pueden ayudar a diagnosticar la causa de sus síntomas y prescribir un plan de tratamiento.

Es probable que te animen a tomar medidas para evitar los desencadenantes de tu alergia.