Salud Mental

15 señales dolorosas de que YA NO TE AMA

Todos los seres humanos tenemos patrones de comportamiento. Pero si esos patrones cambian, entonces es porque algo cambió también en la relación. Revisa esta lista. Quizás estás a tiempo de enmendar o bien, de tomar la decisión correcta.
domingo, 20 de septiembre de 2020 · 09:42

¿Qué harías si reconocieras las señales de que tu pareja ya no te ama, especialmente si has estado con él durante mucho tiempo, si tienen hijos y si piensas que envejecerás con él? 

Yo diría que tanto las mujeres como los hombres tienen sus propias formas de superar un divorcio, pero como las mujeres son más sensibles, sufren más que los hombres.

Sé que sería genial estar con la misma persona con la que estás casado hasta el día de tu muerte, pero desafortunadamente, eso no siempre es posible.

A veces sucede que terminas casado y después de un tiempo de lo que pensabas que era seguro, comienzas a preguntarte: "¿Me ama?".

Hay muchos factores que contribuyen a los divorcios y la falta de amor, pero debes saber que si realmente te preocupas por alguien, no hay problemas que no puedas superar.

En realidad, "Nunca te rindas tan fácilmente" es el mejor consejo que puedo darte sobre las relaciones. 

Conozco a muchas mujeres que son conscientes del hecho de que sus compañeros ya no las aman, incluso después de años de matrimonio, pero aún así, todas siguen viviendo con ellos como si estuviera completamente bien. 

Esto es solo negar la realidad, y un matrimonio como este está condenado desde el momento en que dejó de ser una relación real. 

Además, hay muchos hombres que son infieles, pero por alguna razón, las mujeres todavía quieren estar con ellos. 

A veces, las mujeres se quedan con hombres que no las aman por sus hermosos hijos, su situación financiera o porque se han acostumbrado a ellos. En otros casos, los matrimonios se desmoronan debido a la mala vida sexual.  

Pero esas no son buenas razones por las que deberías aguantar algo que te está matando lentamente.

Por eso, acá dejamos una guía con aquellas actitudes que son una señal clara de que ya no te ama.

1. No se comunica contigo

Si tu pareja ha dejado de comunicarse contigo y sientes que algo anda mal, es una señal de que poco a poco se está desenamorando de ti. 

Si notas que los dos se quedan callados en la casa mientras tú haces lo tuyo y él hace lo suyo, eso es solo una señal (bastante sólida) del comienzo de los problemas en la relación.

Para salvar tu matrimonio o relación, puedes intentar hablar con él. Al final, si no lo intentas, nunca sabrás si podrías haber hecho algo al respecto.

Si esto sucede por primera vez, mi sugerencia es que no seas cruel, sino que intentes de dejar en claro que quieres encontrar una solución y no formular una crítica; sin embargo debes ser clara y decir abiertamente que no te sientes bien en una relación sin una comunicación fluida.

Como posible solución, pregúntale si está dispuesto a trabajar contigo para solucionar las cosas. Las declaraciones de intenciones siempre son buenas y sientan bases sólidas de un propósito común. 

Si dice que lo intentará, debes respetarlo, pero si no le importa un comino lo que tienes que decir, sabes cuál debería ser tu próximo paso.

Sabemos que aunque es fácil decirle a alguien "déjalo", no es tan fácil hacerlo. Aunque ya tengas el corazón roto y enojado por la decepción, todavía hay algunos sentimientos cálidos y recuerdos preciosos y el sueño de una vida juntos que es difícil modificar tantas cosas en la cabeza.

Así que, por favor, si esto sucede, corta el cordón lo antes posible y trata de mantener tu autoestima.  

2. Está aburrido de ti

Es normal que en una relación a largo plazo haya ocasiones en las que te aburras con tu pareja o cónyuge y solo necesites hacer algunas cosas interesantes con él.

Pero si ves que su esposo (o pololo) se aburre solo cuando está contigo y no cuando está haciendo lo suyo, es una señal de que algo anda terriblemente mal. 

O quizás hay problemas por los que está pasando, pero si no te habla y si le parece irritante cada vez que dices algo, no es una buena señal.

Si este comportamiento continúa durante un período prolongado, es una mala señal. Claramente ya no sienten lo mismo por ti. Y a veces no es culpa de nadie, pero aún así no debes tolerar este comportamiento porque no es algo que te mereces.

3. Pelea contigo todo el tiempo

Si ya no puedes tener una conversación normal con él y te culpa de todos los problemas que hay en la pareja y de otras cosas (como el hambre mundial), es probable que ya no tenga ningún problema en hacerte sentir mal. Y ese es un lugar muy común por el que muchas hemos pasado y lamentablemente ese es el punto de inflexión que no debiéramos tolerar. Esta ya es una bandera roja.

Es fundamental en este momento que pongas límites claros que, de ser sobrepasado, mejor armas tu maleta. Las peleas parten de ataques y críticas. Y si te dicen que eres el origen de todos los males (cosa que no es así) y lo aguantas, sólo se puede poner peor.

Hagas lo que hagas, una pareja es un proyecto en conjunto y quizás esa frustración de tu pareja viene de otro lado. Puedes preguntar las circunstancias en la que se encuentra e intentar ayudar. Pero si no se comunica tampoco, entonces no hay mucho que hacer. Lo importante es que sepas si esto es algo transitorio, porque si es la nueva normalidad en tu vida, entonces mejor corre.

Si todavía le importas, se alegrará de que le hayas preguntado y trabajará en ello. Obtener ayuda de un consejero matrimonial es un paso que ha ayudado a muchas parejas con problemas que solo necesitaban un empujón hacia un futuro más feliz.

Pero si se niega a hacer algo al respecto tienes que saber que permanecer a su lado sólo te hará más daño que si lo dejas.

No mereces a alguien que solo te preste atención cuando está de humor y que te ignora o te maltrata cada vez que lo necesitas.

No importa cuánto lo ames, demuéstrale que estarás bien por tu cuenta. Muéstrale que no lo necesitas para estar completa.

4. No pone ningún esfuerzo en la relación

Desde hace algún tiempo, eres la única que se ha esforzado en tu relación. No quiere hacer nada bueno por ti y ni siquiera quiere hablar del tema. Esta es una señal de falta de respeto, algo que ninguna mujer debería tolerar. La falta de respeto es una de las señales más fuertes que apuntan a un matrimonio infeliz. 

Si él no quiere tener una buena vida contigo, es importante que le quede claro que no eres tú quien cargará con todas las responsabilidades de la relación.

Hazle saber que esta es tu llamada de atención, y si no quiere cambiar, puede irse porque te sentirás mucho mejor sola y por tu cuenta, antes que con un tipo tóxico al que ni siquiera le importas un comino.

Tienes que pensar en tu propio bienestar. El objetivo de toda relación es tener a alguien que te cuide y te ame. Una pareja es un refugio donde encuentras apoyo, consuelo y sobre todo confianza. Tu pareja es quien te contiene y no quien te desarma. Pero si eso no es lo que estás obteniendo, será mejor que lo pienses dos veces si es el hombre con el que quieres pasar el resto de tu vida.

Puedes romper todas las relaciones en lo básico: te tomas de la mano o no, lo que significa que él está ahí para ti o no. Es así de simple. 

5. Es frío y jamás está disponible para ti

Cada vez que intentas llamarlo por teléfono, no está disponible. Cada vez que alguien más llama, está ahí.

Que te dice eso? Simplemente que "ya no te ama", y ​​probablemente estará contigo solo un poco más. Quizás el divorcio es algo que no es bueno para su carrera, por lo que prefiere quedarse en lo seguro y seguir contigoO puede ser que no quiera que su familia y amigos le critiquen. Como sea, si permanece contigo, claramente no es por amor.

Si esto continúa sucediendo durante mucho tiempo, definitivamente ya no siente nada por ti y es posible que ya te haga superado. En esos casos muchos hombres se quedan sólo por evitar el conflicto o porque aún sirves a sus propósitos. Pero ni bien dejes de hacerlo, se acabó.

Esa es otra bandera roja. Otra señal de que está perdiendo tiempo, energía y seguramente lágrimas y de que debes ir a otro lado.

6. Siempre está fuera

Cuando amas a alguien, quieres pasar mucho tiempo con esa persona porque te complementa y hay complicidad, pero si ves que tu esposo ya no quiere compartir contigo como lo hacían al comienzo, no dudes en preguntarle cuál es la razón.

Si tu hombre no pasa suficiente tiempo contigo o sus hijos, esta es una gran señal de alerta.

Significa que prefiere pasar tiempo con sus amigos o compañeros de trabajo, la liga de fútbol, los amigos con los que se junta a jugar Play antes que contigo, y debería ser todo lo contrario. Esa una indicación de que ya no te encuentra interesante, que le aburres o que no confía en ti. 

Está bien si perdió el interés. Puede ser que con el correr del tiempo hayan cambiado sus intereses y también los tuyos (recuerda que el tango se baila de a dos), pero debería haberte informado sobre ese cambio. Uno debiera tener la confianza suficiente con la pareja como para decirle que se está "poniendo fome la cosa" y de que es hora de innovar.

Si optas por ser también indiferente, entonces ambos están perdiendo su tiempo y están rompiendo juntos una relación que no tiene sentido que se prolongue por más tiempo.

7. No quiere tener sexo

La falta de intimidad física es una de las señales más obvias de que ya no te ama. Si no quiere tener intimidad contigo, significa una de dos cosas: o tiene a alguien más con quien hacer eso o que ya no te encuentra atractiva. También hay una tercera opción y es que ya no se guste él mismo y esté atravesando por una crisis de autoestima y ahí deben conversarlo y buscar ayuda. Pero debes entender por qué está ocurriendo la pérdida de intimidad.

Cualquiera que sea la razón, la situación definitivamente no es sostenible para una relación saludable.

Es importante que le hagas entender que TODAS las mujeres necesitamos tener intimidad con la pareja y que si él no te da lo que necesitas, todo se volverá distante. Esto, a su vez, eventualmente conducirá al final de la relación. 

Quizás es lo que espera y te lo está comunicando físicamente a esos extremos. Pero hay conversaciones que son inevitables y si no hay intimidad, mereces saber a qué se debe. Si dice que todavía siente cosas por ti, entonces pueden buscar juntos algo que los motive a encender la llama: pueden hacer swinger, tríos, buscar lugares donde puedan ser sorprendidos, en el fondo, lo que tienen que hacer es buscar nuevas fantasías que los implique a ambos. Lo que sea que hagan va a estar bien. Peor es dejar que las sábanas se enfríen por completo.

Pero si no reacciona muy bien a tu táctica, es el momento de despedirte definitivamente. 

8. El sonido de tu voz lo irrita.

Diga lo que digas, es estúpido para él. Si hablas de tu empresa, de tus estudios o trabajo y de las grandes cosas que has logrado en y él todavía piensa que es una estupidez, entonces ya perdió todo el interés y respeto por ti

Si hicieras lo mismo pero a la inversa, probablemente te dejaría en el segundo en que le dijeras que era aburrido. No mereces a alguien que te falte el respeto de esta manera. Tus intereses son completamente válidos. Tus logros, importantes como los de cualquiera. 

Dile que en caso de que ya no esté enamorado de ti, puede seguir adelante y tener una gran vida, pero esta vez sin ti.

Hay hombres que necesitan ser constantemente admirados, pero una no puede estar todo el tiempo brindando loas y felicitaciones sin recibir lo mismo de vuelta. 

9. Sospechas que te está engañando

Hay hombres que son propensos a la infidelidad y nunca cambian (Podemos culpar al rol histórico, a la cultura machista, a la crianza, al ADN. Como sea, en el caso de algunos hombre, la fidelidad es imposible) Entonces, si tu pareja nunca mostró interés por otras mujeres y lo hace ahora, es hora de enfrentar el hecho de que ha cambiado y que ahora quiere cosas diferentes. 

Si te está enviando señales contradictorias y la mayoría de ellas indican que podría estar engañándote, probablemente sea el caso. Además, si tienes pruebas que revelen su infidelidad (sombra de ojos en el cuello de la camisa, otro olor, o cambió sus hábitos de higiene y horarios) entonces no esperes más tiempo.

Por alguna razón, las mujeres en general tenemos un sexto sentido para detectar infidelidades y la mayoría de las veces tenemos toda la razón. Pero no se trata de un sexto sentido en realidad sino de sutiles cambios de comportamiento que rompen con los patrones inconscientes que percibimos en nuestro cotidiano. Cada cambio en su conducta nos resuena como una campana. 

Y ojo, no se trata sólo de menos tiempo en casa, la indiferencia o la falta de apetito sexual. Si quiere tener más sexo de lo habitual, mostrando algunos movimientos nuevos, eso también es motivo de preocupación porque de seguro los experimentó en alguna parte y le gustaron tanto que los está repitiendo porque quiere evocar esa emoción.

Si puedes comprobar la infidelidad, ya verás si la perdonas y puedes seguir adelante con eso o si es la gota que rebalsó el vaso. Eso corre por cuenta de ustedes. Pero es una señal de alerta.

10. Te da por sentado

Esta es una de las señales más obvias  y triste de que ya no te ama. Al darte por sentado, va a asumir que haga lo que haga, siempre estarás ahí, para aguantarlo todo. Serás un mueble más de la casa.

Si no se arregla para ti, si sale todo el tiempo y llega tarde sin avisar, si sale con los amigos y no te invita ni a los cumpleaños, entonces reacciona y ten amor propio porque nadie más te está amando en esa relación y mereces amor.

Él no aprenderá la lección hasta que lo dejes y le muestres lo que se siente vivir sin ti. Y quizás ni siquiera le importe vivir sin ti.

Al final, lo importante es que sepas que no debes pensar que todo es culpa tuya, pero tampoco debes dejar que la vida te pase por encima como si no tuvieras responsabilidad de lo que pasa en tu vida.

Si ya no te quiere, puede que no sea tu culpa. Que aguantes que te traten como una alfombra, sí puede serlo.

11. Exige mucho espacio

De acuerdo, todos necesitan espacio. Todo el mundo necesita una hora o dos durante el día para ellos mismos.

No tiene que ser necesariamente una actividad diaria, solo cuando sientes la necesidad de estar solo por un tiempo. 

Pero cuando este "tiempo a solas" se vuelve más frecuente de lo que solía ser, si tu pareja se va por horas o incluso días, entonces es una señal alarmante de que está tratando de escapar de la relación. 

Notarás este comportamiento extraño de inmediato, especialmente si pasaron mucho tiempo juntos antes de que él comenzara a actuar así. Además de la forma en que se comporta, también va a inventar excusas poco convincentes, que serán obvias desde el principio.

Incluso cuando logres pasar un tiempo con él, estará completamente desconectado. Quiero decir, estará presente físicamente, pero emocionalmente en otra parte. Al final, perderás las ganas de pasar tiempo con él, porque pasar tiempo con alguien que obviamente no quiere estar a tu lado solo empeora las cosas. Forzarle un tiempo de calidad solo hará que la situación incómoda entre ustedes sea aún más extraña. 

12. Te critica la mayor parte del tiempo.

Una cosa es cuando alguien te critica para ayudarte a ser mejor y más fuerte. Eso se llama crítica constructiva. No hay nada malo o dañino en eso, salvo cuando te exigen demasiado o se vuelve un factor de frustración.

En realidad, no tendrás problemas para discernir si alguien te está criticando por tu propio bien o simplemente para lastimarte.

Si tu esposo se preocupa constantemente por cosas que no puedes cambiar, como tu apariencia o tu personalidad, y si no te deja ir incluso después de decirle que te está lastimando e insultando, entonces sus palabras "benevolentes" están diseñadas para socavar tu autoestima.

Es una táctica común que los hombres que no tienen el valor de enfrentar que hay algo (una relación fallida) que se debe romper usan para que lo hagas tú primero. Así pueden culpar a alguien cuando en realidad el fracaso de una relación suele ser de 50-50.

Así es como pueden culparte de todo más tarde cuando te vayas. Dirán que no son ellos, que eres tú, que fuiste tú quien se fue, mientras que nadie sabe realmente qué te hizo para llevarte a ese punto. 

Como sea, las críticas constantes son muy dolorosas y frustrantes y colindan seriamente con el maltrato porque el daño que pueden hacer en tu autoestima es muy grande si llegas a verdaderamente creer en esas críticas.

Para no caer en ese juego perverso, tienes que tener tu mente muy fortalecida y buscar redes de apoyo que te recuerden lo maravillosa que eres y que no estás sola

13. Ve la relación con distancia.

En el momento en el que tu esposo deja de intentar resolver los problemas debes saber que se acabó.

Cuando ya no ve el sentido de luchar por su relación o matrimonio, entonces es un vínculo que ya está muerto. 

Todos los hombres son solucionadores de problemas por naturaleza. Cuando ven un problema, hacen todo lo posible por encontrar la solución. Lo hacen a diario en su vida cotidiana, la que naturalmente te incluye a ti.

14. El no te extraña

Cuando las parejas no se ven por un tiempo, la primera vez que se encuentran es como cuando has tenido un día espantoso y frío y llegas a casa y está la estufa encendida. El primer reencuentro es apasionante y reconfortante como una leche con chocolate caliente. Es el hogar. El espacio de seguridad y confort. Eso debiera ser un reencuentro con tu pareja.

Éso es amor. Estar igualmente feliz de ver a tu pareja, ya sea que hayan estado separados dos días o dos meses.

Si tu compañero se muestra indiferente cuando regresas a casa después de un viaje de un par de días, entonces tu relación corre la seria amenaza de desmoronarse. 

A veces, las señales son aún más obvias de que tu esposo estaba mucho más feliz cuando no estabas cerca. Esas señales son muy tristes porque una se siente incómoda de haber llegado a casa. Como que sabes que "ese" mundo estaba mejor sin ti. 

No sé si quieres eso en tu vida.

15. Caminas con cuidado alrededor de él

Solía ​​ser muy amable y dulce contigo, pero a medida que pasaba el tiempo, ese hermoso sentimiento se desvanecía lentamente.

¡El amor no puede desaparecer con el tiempo! solo puede hacerse más fuerte o cambiar de forma; pero el amor no desaparece por arte de magia.

Si ves que progresivamente te trata de manera diferente; si tus pequeñas peculiaridades ya no son lindas para él, si se opone a tu comportamiento y siempre tiene algo que decir, algún comentario negativo que hacer, si le molesta tu forma de vestir o peor, si te humilla frente a sus familiares y amigos y estás llegando al momento en el cual, en su presencia quieres volverte invisible para que no te de más guerra, entonces ya es momento de que pidas ayuda. No sólo no te ama, sino que te lastima.

Si le tienes miedo es porque no quieres seguir sufriendo (eso quiere decir que ya te ha hecho daño).

 

¿Qué hacer si las señales son correctas?

En primer lugar, es importante darse cuenta de que las personas cambian. Si bien el hombre con el que vives puede haber sido encantador y dulce al comienzo de la relación, puede transformarse en una persona completamente diferente a lo largo de los años. Eso es normal que ocurra porque nosotras también cambiamos.

Lo importante es que sepas tomar una decisión correcta y a tiempo para la felicidad de ambos. Nadie se merece un vínculo pobre. Vivir con alguien que te aburre, que te maltrata o te desprecia.

Si hay amor, entonces ambos deben evitar seguir lastimándose y buscar las soluciones adecuadas, pero tienes que saber que sola no vas a restaurar un vínculo que debe ser bilateral (de dos lados).

Las cosas se pueden solucionar con diálogo y confianza. Si el diálogo está roto, pueden probar con terapia para aprender a comunicarse nuevamente entre si.

Pero si eso no funciona, entonces no hay nada más que hacer, más que probar con caminos separados.

Hacer el cambio es mucho mejor que sufrir por el resto de tu vida. De esta manera definitivamente encontrarás la felicidad, incluso si crees que no la encontrarás.