Solo para lunátic@s

¿Cómo nos afecta la luna en las emociones y el estado de ánimo?

Desde historias de vampiros hasta ciclos menstruales, la relación entre los procesos lunares y la salud o el comportamiento humanos ha sido una de las prrocupaciones humanas más grandes. Acá le damos un vistazo a algunos aspecto que te darán luces de lo que pasa entre tú y la luna.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 16:03

La gente ha estado vinculando cómo la luna afecta nuestro estado de ánimo y comportamiento desde probablemente el comienzo de los tiempos. ENTONCES, ¿puede la luna afectar realmente tu estado de ánimo y tu comportamiento? Según algunas investigaciones y expertos, es posible.

Los seres humanos tienen una conexión profunda y antigua con la luna. En el pasado, las lunas llenas eran momentos de actividad social, mientras que bajo la oscuridad de la luna nueva, íbamos hacia adentro y nos quedábamos en nuestros hogares para reflexionar. Ahora que estamos en una sociedad moderna, no necesitamos la luz de la luna se acumule. Pero nuestro sistema evolutivo innato e intuitivo todavía está programado para seguir los ciclos de la luna.

Si alguna vez notas que eres más sociable durante las lunas llenas y más ermitaño durante las lunas nuevas, es por eso.
La energía de la luna también amplifica nuestras emociones. Piense en ello como las mareas cambiantes. Cuando está llena, puede sacar a la superficie todas las emociones. Cuando hay luna nueva, es hora de estar más tranquilo y reflexivo.

Aquí hay algunas formas extrañas en que la luna puede afectar su estado de ánimo, según los expertos.

Cuál es el significado de la Luna en el Horóscopo

 

La Luna, en Astrología, es el regente de Cáncer. La Luna representa nuestras necesidades personales más profundas, nuestros hábitos y reacciones básicas y nuestro inconsciente.

Donde actúa el Sol, reacciona la Luna. ¿Cómo reaccionamos o respondemos instintivamente a los problemas? ¿Qué sentimos que necesitamos para tener una sensación de seguridad?

La Luna está asociada con la madre y con la energía femenina en general. La Luna es tanto nuestro niño interior como nuestra madre interior. La Luna son nuestras reacciones espontáneas e instintivas.

Así como la Luna gira alrededor del Sol, de manera simbólicamente protectora, y refleja la luz del Sol, la Luna en nuestro gráfico muestra cómo nos protegemos, así como cómo nos sentimos seguros, cómodos y seguros.

También podemos pensar en la Luna como aquello que nos da ánimo. Rige el flujo y reflujo rítmico de actividad y energía. La Luna es un mediador entre el mundo interior y el mundo exterior. Mientras que el Sol es racional, la Luna es irracional. Los comportamientos y prejuicios habituales están regidos por la Luna. Puede que los prejuicios no se actúen, ya que nuestro Sol puede censurarlos, pero la Luna gobierna nuestras reacciones y sentimientos espontáneos.

Para algunos de nosotros, nuestras Lunas parecen impulsar nuestras personalidades más que el Sol. Esto es particularmente cierto si la Luna está en un signo de agua (Cáncer, Escorpio o Piscis), o si está en conjunción con un ángulo en la carta (cerca del Ascendente, Descendente, cúspide de la 4ª casa o cúspide de la 10ª casa).

El éxtasis sin palabras, el dolor mudo, el sueño secreto, la imagen esotérica de ti mismo que no puedes transmitir al mundo, o que el mundo no comprende o no valora, estos son los productos de la Luna en tu horóscopo.

Cuando te malinterpretan, es tu naturaleza lunar, expresada imperfectamente a través del signo solar, lo que sientes que está traicionado. Cuando sabes lo que debes hacer, pero no puedes encontrar la manera correcta de hacerlo, es tu Luna la que lo sabe y tu Sol el que se niega a reaccionar en armonía.

Además, cuando "no sabes por qué dije eso", era tu Luna expresándose a pesar de tu Sol (si estás interiormente en satisfacción con el discurso involuntario), o el Sol expresándose en contra de la voluntad de la Luna (si están disgustados con lo que se ha escapado).

Las cosas que sabes sin pensar (intuiciones, corazonadas, instintos) son productos de la Luna. Los modos de expresión que sientes que son verdaderamente tu yo más profundo pertenecen a la Luna: arte, letras, trabajo creativo de cualquier tipo; a veces amor; a veces negocios.

Todo lo que sientes que es más profundamente tú mismo, ya sea que seas capaz de hacer algo al respecto en el mundo exterior o no, es producto de tu Luna y del signo que ocupa tu Luna al nacer.

Cuando estamos "representando" nuestra Luna, somos imaginativos, creativos, intuitivos, sentimentales, adaptables, introspectivos y protectores. En el lado negativo, podemos estar de mal humor, inquietos e irracionales.

En la carta natal, la posición de la Luna por signo muestra cómo nos emocionamos y respondemos a nuestro entorno, así como nuestros hábitos instintivos, especialmente en nuestros hogares y en privado. Por casa, la posición de la Luna muestra qué áreas de la vida nos sentimos más "en casa" o más cómodos.


BONUS TRACK: La historia del hombre que compró la luna