Salud

Remedios caseros para la acidez

Una vez que te hayas tragado esa empanada con pebre, se supone que tu cuerpo se hará cargo de todos los detalles, dejándote con nada más que el maravilloso recuerdo. Pero si la acidez de estómago no te deja olvidar, esto es para ti. Lo vas a amar.
viernes, 11 de septiembre de 2020 · 11:58

El esófago es el tubo que conecta la boca con el estómago y es responsable de empujar la comida hacia abajo en ondas rítmicas (que en realidad se llaman movimientos peristálticos). Una vez que la comida llega al estómago, los ácidos y las enzimas comienzan a descomponerla para nutrirte y para que luego se provoque la digestión. 

Los ácidos del estómago son bastante poderosos (después de todo, están diseñados para disolver los alimentos) y tu estómago tiene un revestimiento especial que te protege del ácido. Sin embargo, en el caso de la acidez estomacal, algunos de los ácidos del estómago en vez de quedarse donde deben, viajan hacia atrás hasta el esófago, y es ese el reflujo ácido que te está dejando con una sensación de ardor.

La acidez estomacal puede ser causada por muchas cosas, desde alimentos picantes hasta cafeína, pero también la genética juega un rol importante, por lo que a menudo es difícil saber qué desencadena el reflujo ácido. Afortunadamente, hay muchas formas de aliviar la acidez de estómago sin recurrir a medicamentos de venta libre o recetados, y es posible que encuentres alivio con cosas que ya tiene en la casa. Aquí hay algunas formas de aliviar esa sensación de ardor de forma natural y rápida:

1. Bicarbonato de sodio -

Presta atención a que dijimos bicarbonato de sodio y no polvo de hornear (no es un pastel: no confundas los polvos). El bicarbonato de sodio es económico y totalmente natural. Simplemente disuelve una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua. El bicarbonato de sodio ayudará a neutralizar el ácido. Nota: El bicarbonato de sodio contiene sodio, por lo que, si tienes problemas de hipertensión arterial y sigues una dieta baja en sodio, es mejor que no lo hagas a menos que consultes a tu médico.

2. Jugo de aloe -

El jugo de aloe se vende en la mayoría de los almacenes. Al igual que el aloe vera se usa para calmar las quemaduras solares de la piel, el jugo de aloe puede ayudar a calmar la irritación causada por el reflujo ácido. Si sufres de acidez de estómago, es una buena idea adquirir el hábito de beber ½ taza de jugo de aloe antes de las comidas para aliviar el estómago y el esófago.

3. Chicle sin azúcar -

La saliva ayuda a diluir el ácido, por lo que aumentar la cantidad de saliva que produces después de una comida es una excelente manera de ayudar a prevenir la producción de ácido. (sé que suena asqueroso, pero es la forma) Intenta masticar un chicle durante 30 minutos para reducir la acidez estomacal.

4. Vinagre de manzana -

El remedio favorito de todos puede ayudar a aliviar la acidez estomacal. Mezcla 3 cucharaditas de vinagre de manzana en una taza de agua, luego bébelo (te garantizamos que sabe a rayos, así que ten cuidado) antes de cada comida o antes de acostarte.

5. Come un plátano -

Este es EL MEJOR DATO EVER! y muy fácil. ¿Sabías que los plátanos contienen antiácidos naturales? Comienza a comer un plátano todos los días para ayudar a contrarrestar el reflujo ácido. Si no tienes un plátano, una manzana también sirve.

6. Deja de fumar -

Si fumas y necesitas otra razón para dejar de fumar, aquí tienes una. Si has notado que tu reflujo ácido ha empeorado y fumas, esto sólo agravará tu esófago y hará que todo te duela. Ahora es un buen momento para dejar de fumar.

7. Cambios en el estilo de vida -

Si tienes sobrepeso, hacer pequeños cambios en tu dieta y aumentar la actividad física podría aliviar tu acidez. Intenta eliminar los alimentos que provocan la acidez estomacal, como los alimentos grasos o picantes, la cafeína, el chocolate o las bebidas carbonatadas, por nombrar algunos. Omitirlos de tu dieta puede eliminar el problema por completo.