Salud

Qué es y cómo darle la batalla de forma efectiva y natural al acné

Es una de las torturas de la adolescencia y la juventud. Muchos son los jóvenes que padecen esta enfermedad pero entendiendo cómo funciona y por qué se produce, podrán combatirla o ayudar sus tratamientos llevando una dieta más sencilla de lo que parece.
viernes, 11 de septiembre de 2020 · 11:31

¿Qué es el acné?

El acné es un problema de la piel que puede causar la formación de varios tipos de protuberancias en la superficie de la piel. Estos bultos se pueden formar en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en:

  • cara
  • cuello
  • hombros
  • espalda

El acné a menudo se desencadena por cambios hormonales, por lo que es más común en niños mayores y adolescentes que atraviesan la pubertad.

El acné desaparecerá lentamente, de forma natural y sin tratamiento, pero a veces, en la etapa final, aparece más abundantemente, con protuberancias más grandes y a veces dolorosas. Los casos graves de acné rara vez son dañinos, pero pueden causar angustia emocional y dejar cicatrices en la piel.

Dependiendo de su gravedad, puedes elegir no practican ningún tratamiento dermatológico, puedes optar por un tratamiento farmacológico de venta libre o por medicamentos recetados para el acné por un profesional.

¿Qué causa el acné?

Para comprender cómo se desarrolla el acné, puede ser útil saber un poco más sobre la piel: la superficie de la piel está cubierta por pequeños orificios que se conectan a las glándulas sebáceas, que se encuentran debajo de la piel.

Estos agujeros se llaman poros. Las glándulas sebáceas, por su parte, producen un líquido aceitoso llamado sebo (deahí su nombre). Las glándulas sebáceas envían sebo a la superficie de la piel a través de un canal delgado llamado folículo.

El aceite elimina las células muertas de la piel llevándolas a través del folículo hasta la superficie. A través del folículo, también crecen los pelitos.

El acné ocurre cuando los poros de la piel se obstruyen con células muertas, exceso de grasa y, a veces, bacterias. Durante la pubertad, las hormonas a menudo hacen que las glándulas sebáceas produzcan un exceso de grasa, lo que aumenta los riesgos de acné.

Hay tres tipos principales de acné:

Una espinilla es un poro que se obstruye y se cierra, pero que sobresale de la piel. Estos aparecen como protuberancias duras y blanquecinas.
También puede ser un poro que se obstruye pero permanece abierto. Aparecen como pequeñas manchas oscuras en la superficie de la piel y las conocemos como "puntos negros".
Finalmente y en el caso más complicado, pueden ser poros cuyas paredes se abren, permitiendo que el aceite, las bacterias y las células muertas de la piel penetren debajo de la piel. Estos aparecen como protuberancias rojas que a veces tienen una parte superior blanca llena de pus (la reacción del cuerpo a las bacterias).

¿Cómo afecta la dieta a la piel?

Una cosa que puede afectar tu piel es la dieta. Ciertos alimentos aumentan el nivel de azúcar en sangre más rápidamente que otros.

Cuando tu nivel de azúcar en sangre aumenta rápidamente, hace que el cuerpo libere una hormona llamada insulina. Tener un exceso de insulina en la sangre puede hacer que las glándulas sebáceas produzcan más grasa, lo que aumenta el riesgo de acné.

Algunos alimentos que desencadenan picos de insulina incluyen:

  • pasta
  • arroz blanco
  • pan blanco
  • azúcar

Debido a sus efectos productores de insulina, estos alimentos se consideran carbohidratos de "alto índice glucémico". Eso significa que están hechos de azúcares simples.

También se cree que el chocolate empeora el acné, pero no parece afectar a todas las personas, según un estudio publicado en la Revista de Dermatología Clínica y Estética.

Otros investigadores han estudiado las conexiones entre la llamada "dieta occidental" o la "dieta estadounidense estándar" y el acné. Este tipo de dieta se basa en gran medida en:

  • carbohidratos de alto índice glucémico
  • productos lácteos
  • grasas saturadas
  • grasas trans

Según una investigación publicada en el Journal of Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology, este tipo de alimentos estimulan la producción de hormonas que pueden hacer que las glándulas sebáceas creen y secreten un exceso de grasa.

También descubrieron que una dieta occidental está relacionada con una mayor inflamación, lo que también puede contribuir a los problemas de acné.

 

¿Qué alimentos se cree que ayudan a tu piel?

Comer alimentos de bajo índice glucémico hechos de carbohidratos complejos puede reducir el riesgo de desarrollar acné. Los carbohidratos complejos se encuentran en los siguientes alimentos:

  • cereales integrales
  • legumbres
  • frutas y verduras sin procesar

También se cree que los alimentos que contienen los siguientes ingredientes son beneficiosos para la piel porque reducen la inflamación:

  • el mineral zinc
  • vitamina A y E
  • químicos llamados antioxidantes

Algunas opciones de alimentos amigables con la piel incluyen:

  • frutas y verduras de color amarillo y naranja como zanahorias, albaricoques y batatas
  • espinacas y otras verduras de hoja verde oscura
  • Tomates
  • arándanos
  • pan integral
  • arroz integral
  • quinoa
  • pavo
  • semillas de calabaza
  • porotos, arvejas y lentejas
  • salmón, caballa y otros tipos de pescados grasos
  • nueces

El cuerpo de cada persona es diferente y algunas personas encuentran que tienen más acné cuando comen ciertos alimentos. Bajo la supervisión de tu médico, puede ser útil experimentar con tu dieta para ver qué funciona mejor en tu caso.

Siempre ten en cuenta las alergias o sensibilidades alimentarias que puedas tener al planificar tu dieta.

 

Dietas de bajo índice glucémico

Varios estudios recientes sugieren que seguir una dieta de bajo índice glucémico, o una que sea baja en azúcares simples, puede prevenir y mejorar el acné. Los investigadores en un estudio de pacientes coreanos encontraron que seguir una carga de bajo índice glucémico durante 10 semanas puede conducir a mejoras significativas en el acné.

En otro estudio publicado en el Revista de la Academia Americana de Dermatología, los investigadores encontraron que seguir una dieta de bajo índice glucémico y alta en proteínas durante 12 semanas mejoró el acné en los hombres y también condujo a la pérdida de peso.

Zinc

Los estudios también sugieren que comer alimentos ricos en zinc puede ser útil para prevenir y tratar el acné. Los alimentos ricos en zinc incluyen:

  • semillas de zapallo
  • anacardos, también conocidas como castañas de cajú
  • carne de vaca
  • pavo
  • quinoa
  • lentejas
  • mariscos como ostras y cangrejos

En un estudio publicado en el Revista internacional de investigación BioMed, los investigadores observaron la relación entre los niveles de zinc en la sangre y la gravedad del acné. El zinc es un mineral dietético importante en el desarrollo de la piel, además de regular el metabolismo y los niveles hormonales.

Los investigadores encontraron que los niveles bajos de zinc estaban relacionados con casos más graves de acné. Sugieren aumentar la cantidad de zinc en la dieta a 40 mg de zinc por día para tratar a las personas con casos graves de acné. Los estudios sugieren esa misma cantidad de zinc incluso para personas sin acné.

Vitaminas A y E

En un estudio publicado en el Revista de toxicología cutánea y ocular, los investigadores encontraron que los niveles bajos de vitaminas A y E también parecen estar relacionados con casos graves de acné.

Sugieren que las personas con acné pueden disminuir la gravedad de su acné al aumentar la ingesta de alimentos que contienen estas vitaminas. Para ello, es fundamental que hables con tu médico antes de tomar suplementos de vitamina A. La toxicidad de la vitamina A puede causar daño permanente a tus órganos principales.

Antioxidantes y ácidos grasos omega-3.

Los omega-3 son un tipo de grasa que se encuentra en ciertas plantas y fuentes de proteínas animales, como el pescado y los huevos. Los antioxidantes son sustancias químicas que neutralizan las toxinas dañinas del cuerpo. Se cree que juntos, los omega-3 y los antioxidantes reducen la inflamación.

Los estudios apoyan en gran medida la conexión entre un aumento en el consumo de omega-3 y antioxidantes y una disminución del acné.

Un estudio publicado sobre lípidos en la salud y la enfermedad descubrió que las personas que tomaban un suplemento diario de omega-3 y antioxidantes podían reducir su acné y mejorar su salud mental.

Dado que el acné a menudo causa angustia emocional, el consumo de omega-3 y antioxidantes puede ser muy beneficioso para las personas con esta afección.

Para terminar

Algunos estudios sugieren que ciertos alimentos pueden ayudar a eliminar el acné y mejorar la salud de la piel, pero no existe una “cura” alimentaria definitiva. Antes de modificar tu dieta, es importante hablar con tu médico para asegurarse de que los cambios que realices no perjudiquen tu salud.

El mejor consejo dietético para tratar el acné parece ser una dieta sana y equilibrada rica en frutas y verduras frescas, fuentes de proteínas saludables y cereales integrales.