Salud y belleza

CONSEJO SALUDABLE: Habitos que debes cambiar para una dieta exitosa

Empezar una dieta siempre es una tarea difícil. No solo porque implica un desafío en lo que se deja de comer, sino además por aquellas cosas, pequeñas costumbres, que tenemos que dejar atrás.
viernes, 11 de septiembre de 2020 · 11:13

Las dietas no son solo una manera de bajar de peso, son también el modo de llevar un estilo de vida más sano, menos riesgoso para la salud. Por eso es fundamental que, en la búsqueda de un cambio saludable, sepamos de antemano que si bien puede parecer difícil, es posible. Pero requiere pasos que hay que dar de a uno.

Muchas veces has escuchado la frase "uno es lo que come", y esas palabras tan sencillas pueden ser una pesadilla cuando nuestros gustos son demasiado "calóricos" o, peor aún, cuando no sabemos realmente lo que estamos comiendo. Tal como pasa, por ejemplo, cuando comemos alimentos procesados que en la etiqueta solo tienen una seguidilla de nombres que no entendemos ni conocemos. Por eso es muy importante que vayas tomando conciencia de lo que te llevas a la boca porque, para hacer una dieta, hay que tener claro que la forma en que uno se trata a sí mism@ termina siendo la definición de lo que se termina siendo.

Revisemos algunos puntos fundamentales para empezar a pensar en un cambio de alimentación, es decir, esto es todo lo que tienes que modificar para empezar una dieta exitosa.

¿Qué hábitos debes cambiar antes de empezar una nueva dieta?


Consumo de alcohol



Si tienes el hábito de beber alcohol todas las noches, ahora es el momento perfecto para comenzar. Beber alcohol todas las noches puede provocar alcoholismo, pero también puede mitigar los efectos de sus hábitos alimenticios saludables. Y eso no es lo que quieres.

El alcohol agrega azúcares y calorías vacías a tu dieta que serán contraproducentes para cualquier objetivo de vida saludable que puedas tener.

OJO: Se aplican reglas similares a todas las sustancias de abuso. Por ejemplo, la adicción a los analgésicos conducirá inevitablemente a deficiencias nutricionales. Y esto hará que sea más difícil obtener los nutrientes que necesita de su dieta.


Niveles de energía



Si su estilo de vida es demasiado sedentario, eso es lo que está a punto de cambiar. Es decir, si quieres aprovechar al máximo tus cambios dietéticos hay que aprender a moverse y aprovechar la energía en otra cosa que estar en el sillón.

La dieta y el ejercicio van de la mano para crear los tipos de cambios que probablemente estés buscando.

Con el ejercicio combinado con una dieta saludable, puedes lograr objetivos como reducir el azúcar en la sangre, bajar la presión arterial y más. Por lo tanto, si aún no estás haciendo ejercicio, probablemente sea una buena idea incluir un poco de ejercicio ligero en tu rutina diaria.


¿Has mirado tu despensa?



Una de las actitudes más difíciles pero importantes es darle un ojo a lo que tenemos guardado como provisiones.

Sin peros al respecto, es hora de realizar una purga de la despensa cuando comiences una nueva dieta. En esos primeros días, te sentirás con la tentación de caer en los viejos hábitos y antojos poco saludables. Así que es mejor no tener esas cosas al alcance de la mano. Aunque duela, los dulces y snacks, a la basura!

Bota cualquier artículo tentador que no esté en tu plan de dieta. Esto puede incluir cosas como golosinas azucaradas, carbohidratos refinados o alimentos procesados. Presta especial atención a tus comidas chatarra favoritas, ya que indudablemente sabotearán la dieta antes de que comience.


Relaciones enfermizas



Hay tantas razones para sacar volando de tu vida las relaciones poco saludables, pero a los efectos de la dieta, nos centraremos en aquellas personas que te llevan a romperla. Cualquier amigo o amiga que te anime a hacer trampa en tu dieta será tóxico, especialmente en los primeros días de tu dieta.

Trata de evitar salir con esas personas mientras te encuentre en un estado vulnerable. Sobre todos los que te invitan a tomar o a comer cosas que te sacan por completo del proyecto "bajar de peso".

Además, presta atención a los amigos que comparten tus patrones de alimentación poco saludables. Es posible que desee limitar tu tiempo con ellos al comenzar su dieta. Por ejemplo, si tú y tu mejor amiga están acostumbrados a duplicar los postres, probablemente sea una buena idea evitar las cenas juntos por un tiempo.

 

¿Tiene sentido hacer dieta?

Cualquier cosa saludable siempre es buena. Pero sabemos que no siempre es fácil cambiar la dieta, pero sí sabemos que siempre vale la pena.

Si mejoras tu calidad alimenticia indudablemente vas a mejorar tu calidad de vida.

Estos son los tipos de cambios en el estilo de vida que pueden tener un gran impacto en su vida y longevidad.

¡Felicitaciones por dar los primeros pasos!

 

PD: Las dietas pueden aumentar la ansiedad, por eso te dejo este artículo en el que hablamos de muy buenos

Remedios Naturales Para Combatir La Ansiedad