Salud

Agua de papa cruda: 8 razones para beberla

Nada hay más humilde que una papita. Sin embargo, en la medicina tradicional han sido utilizadas para múltiples propósitos y el jugo de papa en especial es un brebaje que te puede ayudar muchísimo, desde aliviar la inflamación hasta el rejuvenecimiento.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 15:22

Aunque el jugo de papa no tiene el glamour de otros zumos naturales como los que se usan para los batidos, está lleno de vitaminas, fitoquímicos y nutrientes clave.

Las papas son muy alcalinas, lo que ayuda reducir el reflujo de la acidez y aliviar otras enfermedades estomacales.

Servido solo, el jugo de papa no es precisamente un manjar de dioses, pero con un poco de delicadeza, y un exprimidor, el jugo de papa se puede mezclar con el jugo de casi cualquier otra fruta o verdura.

Esto lo convierte en una excelente alternativa para añadir a las recetas de smoothie que te hemos propuesto en recetas que desarrollamos a diario para que te mantengas en las mejores condiciones de salud.

Acá te dejamos los beneficios que te provee:

1. Tiene vitaminas C

Las papas contienen poco más del 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

La vitamina C ayuda al cuerpo a absorber hierro y a formar colágeno en los vasos sanguíneos, músculos, cartílagos y huesos.

Sus propiedades antioxidantes también pueden mejorar la salud general de la piel al ayudar a aliviar la hinchazón, reducir la irritación y crear un brillo juvenil.

2. Tiene vitaminas B

Una porción de una taza de papas contiene alrededor del 40 por ciento de su ingesta diaria recomendada de tiamina (vitamina B-1) y niacina (vitamina B-3).

También tiene pequeñas cantidades de riboflavina (vitamina B-2) y vitamina B-6.

Las vitaminas B son vitales para ayudar al cuerpo a convertir los carbohidratos en glucosa, generando energía.

Las vitaminas B también apoyan la función del cerebro y el sistema nervioso, promueven la salud del cabello y la piel y ayudan a mantener la salud del hígado.

3. Tiene potasio

Las papas son muy ricas en potasio y contienen alrededor de 3 veces más de este nutriente vital que una naranja de tamaño mediano. Eso es alrededor de 1467 miligramos por porción de papa, o el 31 por ciento de su ingesta diaria recomendada.

El potasio es un electrolito que ayuda a regular los fluidos corporales y apoya la función muscular.

Los electrolitos también ayudan a los riñones a filtrar el suministro de sangre.

4. Tiene hierro

El hierro es clave para combatir la fatiga.

También mantiene los glóbulos rojos sanos y ayuda a mover el oxígeno por todo el cuerpo.

Una porción de una taza de papas puede proporcionar alrededor del 14 por ciento de su ingesta diaria recomendada.

5. Tiene calcio

Sin calcio, su sangre no se coagularía y sus dientes y huesos no serían fuertes.

Una porción de una taza de papas puede proporcionar alrededor del 5 por ciento de su ingesta diaria recomendada.

6. Tiene zinc

Además de mantener saludable el sistema inmunológico, el zinc ayuda a acelerar la cicatrización de las heridas.

Una porción de una taza de papas contiene alrededor de 1 miligramo de zinc. Esto es aproximadamente el 9 por ciento de la dosis diaria recomendada para los hombres y el 11 por ciento para la mayoría de las mujeres.

7. Tiene vitamina K 

Una vitamina soluble en grasa, la vitamina K es vital para la coagulación de la sangre y para prevenir la pérdida ósea.

También apoya el transporte de calcio por todo el cuerpo.

Las papas crudas contienen alrededor del 5 por ciento de la ingesta diaria recomendada.

8. Y también tiene antioxidantes

Los antioxidantes y los fitoquímicos son clave para prevenir enfermedades, controlar la inflamación y reducir el envejecimiento prematuro.

Las papas crudas contienen una variedad de antioxidantes en su carne y piel de color, a saber, los de la familia de los carotenoides.

Esto incluye luteína, zeaxantina y violaxantina. De hecho, el valor antioxidante de las papas moradas enteras coincide con el de las espinacas o las coles de Bruselas.

Cómo empezar

Limpieza

Asegúrese de que las papas que elija para hacer jugo estén completamente limpias.

Puede usar una esponja o un cepillo para vegetales para quitar el exceso de suciedad, lo que también puede ayudar a reducir los residuos de pesticidas en la piel.

Sin embargo, tenga cuidado de no frotar la piel. Aquí es donde las patatas tienen el mayor valor nutricional.

Evite el uso de papas que tengan:

  • un tinte verde, ya que pueden ser demasiado altos en el pesticida natural solanina
  • brotes verdes
  • manchas oscuras

Corte

Las papas contienen alrededor del 80 por ciento de agua, por lo que podrá obtener una cantidad significativa de jugo con solo una o dos papas medianas.

Después de cortar las papas en cuadros, tiene que tomar una decisión: ¿usa la pulpa o la tira? Si no quiere lidiar con la pulpa de papa, debe usar un exprimidor.

Pero si no le importa beber un poco de pulpa, o quiere guardarlo para un pastel de papa, es mejor optar por la licuadora.

Puede rallar las papas en un bol y exprimir el jugo con la mano. Terminará con un tazón de jugo y un tazón de pulpa para usar en una fecha posterior.

Servicio

El jugo de papa se sirve mejor fresco.

Intente mezclarlo en partes iguales con otros jugos de vegetales, como jugo de zanahoria, o con cualquier tipo de jugo de frutas, incluyendo manzana o mango.

El jugo de papa también puede ser uno de los muchos ingredientes de un brebaje verde lleno de energía: piense en la espinaca, la col rizada, la rúcula o el pepino.

Si es un purista, intente mezclar jugo de papa únicamente con un poco de limón o lima exprimidos.

También se mezcla muy bien con la albahaca licuada.

¡Por la salud!

Otras Noticias