Bienestar

4 tips para hacerte notar durante una reunión virtual y dar una gran impresión

Debido a la pandemia actual, casi todo el mundo ha participado en al menos una reunión virtual de trabajo y sabemos que pueden ser abrumadoras.
miércoles, 28 de octubre de 2020 · 10:42

Si quieres causar una buena impresión, es mucho más complicado que solo la ropa y el fondo.

Investigando en profundidad acerca de lo que han dicho asesores de imagen, psicólogos y otros profesionales sobre el tema, nos dimos cuenta en Terra que es mucha la gente que se pregunta por cómo intervenir, en qué momento hablar, cómo saber si no voy a interrumpir y por qué me canso tanto luego de estas reuniones. 

Más allá de aportar razones, porque ya hemos hablado del tema (ver: ¿Te agotan las videollamadas? Esta es la razónNos vamos a centrar en aportarte algunas herramientas que te aportarán algo de seguridad para tu próxima videollamada de trabajo o académica.

La consultora de imagen y presencia Marcella Scherer señala que solo tienes 7 segundos para hacerte (o dar) 11 primeras impresiones

Scherer explica que estos son "nanojuicios", donde los otro se hacen una primera y muy rápida impresión de tu género, estatus socioeconómico, inteligencia, confiabilidad, simpatía entre ellos, y proyectar quien eres y tus capacidades puede significar una ventaja que puede ser clave.

"Una vez que superas ese primer juicio, puedes usar tus otras herramientas, como tu voz, conocimiento y experiencia para impresionar positivamente".

Por lo tanto, si esperas llamar la atención durante una reunión virtual, aquí hay 4 tips claves que debes seguir.

1. Presta atención a tu apariencia.

Puede sonar de una frivolidad espantosa. Lo sabemos. Y hay muchas personas que van a preferir no "vestirse para los jefes", sin embargo es una herramienta más en tu caja que puedes usar en tu beneficio. Nadie te dice que haya que ser "provocativos" con la ropa o mostrar más de lo que se debe, sino todo lo contrario.

Para ayudarte a destacar, aquí tienes algunas sugerencias:

Usa un color sólido que haga brillar tus ojos. El blanco es demasiado reflectante y el negro te apaga.

Arregla tu cabello. No tiene que ser un peinado profesional, pero es importante que se note que has hecho un esfuerzo, en lugar de simplemente recoger tu cabello en una cola. Usa aceite para el pelo que te ayude a eliminar el frizz ya que es más probable que aparezca en la pantalla. Sobre todo si tienes una luz detrás tuyo.

Asegúrate de que tu cara se vea.

Aplica algo de maquillaje (incluso algo de polvo en el caso de los hombres), tal vez un poco más de lo que lo harías en persona, incluidos delineador de ojos y lápiz labial. Eso ayudará a que tu cara no se vea brillante (que te hace lucir como si estuvieras sudad@) y a que se definan mejor tus rasgos. El lápiz labial más oscuro hace que tus dientes contrasten y se vean más blancos.

Complementa con buen gusto. Trata de no distraer demasiado con el uso de accesorios grandes y voluminosos, pero que se note que hubo algo de preocupación.

2. Observa tu comportamiento.

Eso es lo que la gente recordará. Si llegas tarde, es posible que piensen que no estás a tiempo en los proyectos. Si te ves desordenad@, es posible que tus interlocutores piensen que tampoco te importa lo suficiente el trabajo en el que te encuentras.

Para dar una buena impresión en esos primeros siete segundos, prueba con las siguientes sugerencias:

Llega a tiempo o llega temprano.
Siéntete erguido mirando a la cámara, prestando atención e inclinado hacia adelante.
Elimina las distracciones, como tu teléfono, o no permitas que nadie te vea revisarlo.
Mantente en una habitación tranquila donde no se puedan escuchar las conversaciones de otras personas.
Hazle saber a los demás que estás en una reunión para que no aparezcan accidentalmente en la pantalla.
Apaga la cámara si vas a comer.
¡Apaga tu audio y cámara si tienes que salir para ir al baño!

3. Aprende a comunicarte correctamente.

Es necesario que nos remontemos al año 1967. El origen del famoso porcentaje en los estudios sobre comportamiento no verbal del psicólogo Albert Mehrabian, conocido por su trabajo pionero en el campo de la comunicación no verba, ocurrió cuando llevó a cabo experimentos sobre actitudes y sentimientos y encontró que en ciertas situaciones en que la comunicación verbal es altamente ambigua, solo el 7 por ciento de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 38 por ciento se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono, etc.) y el 55 por ciento al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etc.) De esta forma, se abrió lugar la conocida “regla 7%-38%-55%”.

Dicho eso, es importante entonces que cuides tu postura y la forma en que te comportas frente a tu dispositivo en una reunión. Mira directamente por el orificio de la cámara cuando hables.

Lamentablemente, nos distraemos tanto mirándonos a nosotros mismos que esto puede resultar muy difícil.

Para solucionar esto, pega una nota adhesiva sobre tu reflejo para que puedas concentrarte directamente; esto da la impresión de que estás mirando directamente a la persona a la que le hablas y no pareces distraído.

A su vez, esto abre la confianza del hablante cuando cree que lo estás escuchando con atención.

Evita los gestos de distracción con las manos. Trate de sentarte erguido, inclinado, al nivel de los ojos, con las manos en el regazo o tomando notas.

Mantén tu cuerpo quieto. Mecerse de lado a lado o mostrarte inquieto constantemente distrae y da la impresión de que no estás prestando atención o de que estás ansios@ por irte porque tienes algo mejor o más urgente que hacer. Apaga la cámara si tienes que cambiar de posición.

Piensa antes de hablar o comentar y ten cuidado de no interrumpir a la gente. Utiliza la función de chat para hacer preguntas si no puedes hacerte oír o si desea agregar algo a la conversación.

Recuerda que generalmente hay un retraso en línea. Levanta la mano si es necesario, digitalmente o en persona.

Utiliza un micrófono que ayude a eliminar el ruido de fondo y reducir el eco.

4. Se consciente de tu presencia digital.

Cuando te presentas completamente competente y presente, la gente se da cuenta y se siente atraída por ti.

Aquí hay algunas sugerencias previas a la reunión:

Declara tus intenciones antes de conectarse. Que esto sea un ritual solo para ti. Relájate mientras te enfocas en lo que quieres proyectar.

Considera la posibilidad de crear una rutina que se adapte a ti, como un ejercicio de meditación o respiración guiada. Hasy muchas apps para aquello en google play.

Aumenta tu energía y vibración bailando tu canción favorita o realizando ejercicios de estiramiento u otra actividad física, como mover los brazos hacia arriba y hacia abajo mientras afirmas tus intenciones.

Tener en cuenta.

Scherer continuó explicando que para tener una imagen y una presencia verdaderamente poderosa que te permita destacar, esto tiene que provenir del trabajo interno que irradiarás.

Esto incluye identificar tus valores y objetivos y tener claridad sobre lo que quieres.

Lo más importante es que comprendas que los pequeños detalles pueden decir mucho sobre una persona. Y ya que estamos enmarcados en una pequeña pantalla dividida entre quienes participan de la reunión, es fundamental encontrar la forma de diferenciarte y hacerte notar con el objetivo de acompañar de alguna manera el trabajo que realizas para que sea debidamente valorado.

Finalmente, eres tú quien debe hacer notar que el trabajo que desempeñas es importante.

Otras Noticias