Psicologia y mente

TRABAJO Y PANDEMIA: Cuáles son los efectos psicológicos del desempleo (Y cómo superarlos)

Los grandes cambios sociales que ha provocado el COVID-19 ha traído consigo una gran cantidad de personas que han perdido sus trabajos por las paralizaciones y por las restricciones, razón por la cual la salud mental de millones de individuos a nivel mundial se ha visto profundamente afectada.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 10:02

El desempleo hace infeliz a la gente por múltiples motivos. Se reconoce ampliamente que la desocupación provoca una pérdida de ingresos y una disminución de las competencias laborales. De hecho, se ha asociado con más de 100 variables psicológicas como mal humor, ansiedad, bajo rendimiento cognitivo, pérdida de confianza y problemas psicosomáticos.

Los estudios han encontrado que los desempleados tienen niveles más bajos de bienestar que la población en general y que los que tienen trabajo.

Sin embargo, estos impactos psicológicos a menudo no se hablan, a pesar de que la pérdida del empleo es comparable con otros eventos traumáticos de la vida, como enfrentar el divorcio o la muerte de un cónyuge.

Ya sea temporal o permanente, el desempleo puede provocar estrés, ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental. La incertidumbre relacionada con la pandemia de COVID-19 solo se suma a la angustia.

 

¿Cuáles son los efectos psicológicos del desempleo?

Si la pandemia de COVID-19 te ha dejado sin trabajo, es posible que estés experimentando muchas emociones y pensamientos inquietantes. Por ejemplo, puedes sentir:

  • Una pérdida de identidad y sentido de propósito.
  • No apreciado y es posible que ya no se sienta esencial
  • Enojado, asustado y celoso de otros que aún pueden trabajar
  • Perdido, como si no supieras qué hacer a continuación
  • Preocupado por cómo se cuidará a sí mismo y a su familia y atenderá las necesidades básicas

No todo el mundo tendrá estos sentimientos, pero incluso aquellos que afrontan bien el desempleo pueden experimentar algunos de ellos a veces.

El primer paso para hacer frente a los efectos mentales y emocionales del desempleo es aceptar que tus sentimientos son normales. A partir de ahí, prueba estos que entrega pasos para manejar sus pensamientos y emociones.

 

Pasos para enfrentar el desempleo

Acepta tus sentimientos

Recuerda que eres un ser humano. Esto significa que tienes un cerebro que está programado para buscar amenazas. Cuando tu cerebro detecta una amenaza, como el desempleo, envía señales a todo tu cuerpo para reunir recursos con el fin de abordarla.

Esto se conoce como respuesta de lucha o huida. Entre otras reacciones, esta respuesta hace que tu pulso y respiración se aceleren y que tus músculos se tensen.

Cuando tu cerebro se ponga en marcha, respira hondo. Da un paso atrás por un momento. Acepta que lo que sientes es normal. Date crédito por hacer lo mejor que puedes dadas las circunstancias.

Reconoce tu dolor

Si has perdido tu trabajo de forma permanente o temporal, el dolor es una de las emociones más importantes que puedes sentir. Es posible que ya conozcas las etapas del duelo: negación, ira, negociación, retraimiento y aceptación. Es posible que experimentes etapas de duelo de la misma manera que experimentaría la muerte de un ser querido.

Aborda los sentimientos de dolor como lo harías con cualquier otra pérdida.

Entre otras pérdidas, puedes lamentar las actividades que en tu trabajo que le dan sentido y propósito a su vida.

Puedes lamentar los logros profesionales de los que sientes orgullo y con los que tienes un sentido de pertenencia e identidad.

También puedes lamentar la pérdida de relaciones con los compañeros de trabajo y extrañar la rutina diaria.

Mantén la perspectiva

Trata de tener en cuenta que la pandemia de COVID-19 está provocando que muchas empresas de todo el mundo tomen decisiones difíciles.

Ten en cuenta que las decisiones de reducción de personal están relacionadas con la pandemia de COVID-19 , no con tu valor como parte de un equipo o como persona.

Busca recursos

Si tienes problemas para satisfacer las necesidades básicas para ti o u familia y necesitas ayuda por el desempleo, puedes recurrir a los recursos comunitarios para obtener ayuda.

Obtener ayuda con las necesidades básicas, como la comida y la vivienda, puede reducir el estrés del desempleo.

Por ejemplo, los recursos locales, estatales o gubernamentales, como los bancos de alimentos, pueden estar disponibles para ayudar a satisfacer las necesidades básicas.

Infórmate de los bonos y ayudas estatales que cada país y localidad están destinando para ayudar a las personas que han sido afectadas por la pandemia en términos laborales.

Asume lo mejor de los demás

La vida durante la pandemia de COVID-19 puede hacer que los niveles de ansiedad aumenten en muchas personas.

Esto puede provocar sentimientos de pavor, tristeza y desesperanza. Si estás luchando, es posible que otros a tu alrededor también lo estén.

Estos sentimientos de frustración y temor pueden hacer que muchas veces las personas digan y hagan cosas que no comprendes.

Cuando esto suceda, intenta asumir lo mejor de los demás. Trata de tener compasión, sabiendo que, como tú, es probable que otros estén haciendo todo lo posible para manejar sus sentimientos en tiempos de crisis.

Usa tu energía sabiamente

¿Qué te hace sentir con energía o qué te agota? Intenta hacer más cosas que aumenten tu energía.

Por ejemplo, evita ser duro contigo mismo o concentrarse en las cosas que has perdido. En cambio, sé amable contigo mismo y encuentra motivos para reír.

Y tal como lo harías si estuviera trabajando, trata de conservar tu energía.

Por ejemplo, crea descansos en tu día en lugar de pasar cada momento buscando trabajo.

Estos descansos también pueden ayudar a tener más concentración en las cosas positivas y menos en las preocupaciones sobre el futuro.

Céntrate en el presente

Trata de traer sus pensamientos al presente. Concéntrate en lo que puedes controlar en este momento, en lugar de preocuparse por el futuro.

Concéntrate en tu respiración, en lo que oyes o ves.

Si estás moviendo tu cuerpo, piensa en cómo se siente al mover los brazos, por ejemplo.

Si su mente divaga y se preocupa por tu trabajo o las finanzas, trata de guiarla suavemente hacia las cosas sobre las que tienes control en el momento.

Centrar tu atención de esta manera puede ayudar a liberar tu mente de pensamientos que causan sentimientos de estrés y ansiedad.

Encuentra tu valor

Si relacionas o conectas tu sentido de autoestima con tu trabajo, es decir, si sientes que tus logros laborales son lo que te representa como persona, entonces busca nuevas formas de darte cuenta de las cosas buenas que haces al mundo que te rodea. Puedes intentar hacer listas sobre tu personalidad, como:

  • En lo que eres buena o bueno
  • Lo que realmente te importa
  • Lo que sabes
  • Cuáles son tus habilidades y destrezas

Esto puede ayudarlo a recordar que siempre tiene estas cualidades, ya sea que esté trabajando o no.

Cuídate

Si el desempleo te afecta debido a la pandemia de COVID-19, recuerda que si bien no puedes controlar lo que le sucede en términos sanitarios globales, sí puedes controlar la manera en que respondes y actuás respecto de este momento histórico.

 

 

Con info de Mayo Clinic

Otras Noticias