Alimentación inteligente

GUÍA MAESTRA: ¿Cuáles son los ERRORES comunes de COCINA que has cometido?

De a poco más personas se dejan llevar por el placer -o la necesidad- de ser buenos cocineros y cocineras, sin embargo hacer las cosas bien en la cocina no siempre es tarea fácil.
jueves, 1 de octubre de 2020 · 10:00

El último año nos ha enseñado la importancia de cocinar en casa, ya sea para toda la familia o para nosotros mismos. Y es así como de a poco las personas han comenzado a saltar con destreza de los huevos con pan a platos más sofisticados pues, con los días, son muchos los que van tomando pequeños cursos por internet, o recogiendo las recetas familiares para ponerlas en circulación durante la semana.

Sin embargo de seguro estás cometiendo errores que son comunes para todo el mundo.

Y es que tanto si eres un chef novato como si eres un chef consumado, hay una cosa que los cocineros tenemos en común: todos cometemos errores en la cocina.

Pero calma, porque puedes evitar muchos momentos erráticos o vergonzosos frente a tus comensales si evitas estos clásicos errores que detallaremos a continuación:

 

¿No puebas tu comida mientras la preparas?

No estamos diciendo que te sientes con un cucharón y te lo comas todo (como a veces sucede XD), pero es fundamental que un buen cocinero vaya testeando los sabores, sobre todo la cantidad de sal o la proporción de especias, con el fin de no llevarse sorpresas al final.

Si bien es bueno tener confianza en tu cocina, no probar tu comida es un error. Incluso si sigues una receta al pie de la letra, gramo a gramo, prueba durante el proceso. No solo porque eso le va dando identidad a tu comida, sino porque además vas evitando servir un plato que los ponga a todos incómodos una vez llegado a la mesa.

 

¿No deja reposar la carne después de cocinarla?

A veces el hambre puede más que tu paciencia, lo sé. Sin embargo este es un pecado capital en el mundo culinario.

Hagas lo que hagas, no estés pinchando la carne y menos aún "robándote" pedacitos durante un asado... lucha con todas tus fuerzas contra la tentación de cortar ese pedazo de carne después de sacarlo de la parrilla. Siempre, espera 5 minutos antes de cortar un buen pedazo de carne para que se distribuyan los jugos. Al final, todos y cada uno de tus comensales te lo agradecerá.

 

¿Cuántas cosas poner en la sartén?

No es buena idea meterle cosas a una sartén y presionar para que quepan. Si bien es cierto que muchas veces, sobre todo cuando cocinamos para varias personas, no caben todas las chuletas o hamburguesas, no es una buena idea apretar hasta que quepan.

Lo que pasa es que abarrotar tus sartenes significa que les vas a dar una distribución de calor desigual a los alimentos en ella. Como consejo, en lugar de llenar la sartén con comida, prepara en dos o tres veces si es necesario sin llenar y sin apretar la comida.

 

¿No dejas tranquilo el asado?

Por lo general en los asados siempre hay alguien que, con una cerveza en la mano y un tenedor en la otra mano, tiende a ponerse inquieto y le da vueltas y vueltas al trozo de carne. Pero ¿Sabes cuántas veces necesitas voltear un buen trozo de carne? Tan solo Una vez. Eso es todo lo que se necesita para obtener un dorado bonito y hermoso. Si dejas el fuego a buena distancia y te preocupas de que la carne se haga a su debido tiempo no es necesario estar moviéndola todo el tiempo.

Y para calmar la tripa del invitado nervioso, cámbiale el tenedor por un choripan y envíalo a buscarse otra cerveza.

OJO: A propósito de esto, hace unas semanas escribí este artículo sobre ¿Cómo encender la parrilla? Las mejores formas de iniciar el fuego que te va a servir un montón para saber cómo hacer un buen calor y dejar el asado en paz.

 

¿Cocinas el pollo, la carne, inmediatamente después de sacarlo del refrigerador?

Todo tiene su tiempo, lo sabes. Por eso no hagas todo a la rápida. Deja que la carne repose durante unos 30 minutos antes de cocinarla para que alcance la temperatura ambiente. ¿De qué sirve esto?: Dejar reposar la carne permite una cocción uniforme, por lo que no obtendrás, por ejemplo, un bistec cocido o arrebatado cuando quieras uno medio crudo.

 

¿Usas aceite de oliva extra vírgen PARA COCINAR TODO?

Hay amantes del aceite de oliva, pero no hay que meterlo en todo, sobre todo a la hora del salteado.

En comparación con algunos aceites, el aceite de oliva extra vírgen tiene un punto de humo relativamente bajo, o temperatura a la que comienza a arder. Eso significa que usarlo a fuego súper alto puede ser una mala noticia, especialmente cuando se trata de cosas como dorar un bistec o hacer salteados .

 

¿Agregas el ajo demasiado pronto?

El ajo es una de las piedras angulares de cualquier buen plato. Sin embargo se quema fácilmente, por lo tanto muchas recetas indican que es mejor que el ajo se agregue al final. A veces solemos partir por el ajo. Salteando todo con ajo. Sin embargo tienes que saber que no todos los platos requieren de que el ajo esté chamuscado, así que no te arriesgues. ¿Nunca se te ha quemado el ajo antes de poner el agua en la preparación del arroz y te sale luego un ajo quemado en el plato?

 

¿Salteas las verduras o los champiñones cuando aún están húmedos?

El arte de saltear es una maravilla, pero puede ser una pesadilla si el agua y el aceite comienzan a trenzarse en una pelea a muerte frente a tus ojos. Te puedes quemar.

Si lavas alimentos como verduras y champiñones justo antes de cocinarlos, asegúrate de que estén completamente secos antes de agregarlos a la sartén. De lo contrario, el exceso de agua salpicará el aceite.

 

!No trates de salvar un plato malo añadiendo especias o condimentos!

 

Se te pasó de sal o de azúcar un plato... típico. O quedó muy cargado al comino, al curry o al eneldo. No siempre es buena idea seguir adelante con meterle más cosas para tratar de ocultar un sabor fuerte.

A veces, por más que duela reconocerlo, los experimentos de cocina salen terriblemente mal. Nos pasa a todos. No tengas miedo de desechar un plato malo de vez en cuando. Es parte del proceso creativo de cocinar.

 

¿Estás usando el aceite de cocina incorrecto?

Quizá te lo imaginas pero no lo sabes realmente, pero ciertos aceites de cocina tienen puntos de humo más bajos, lo que significa que es útil saber qué aceites usar a distintas temperaturas.

DATO: Usa aceite de oliva y mantequilla para cocinar a baja temperatura; aceite de oliva y aceite de coco para cocinar a fuego medio; y aceite de maní, aceite de palta y ghee para cocinar a fuego alto.

 

¿No te gusta seguir la receta?

La cocina tiene mucho que ver con nuestra personalidad y es una muestra de nuestra identidad siempre. Por eso es que suele ser común que cuando uno ya hizo una preparación al pie de la letra en la segunda oportunidad tienda a ponerle de su propia imaginación para ver si queda mejor.

Pero hay que decirlo. Ir "a la tuya" en la cocina, a menudo puede conducir a resultados desastrosos. A veces es mejor seguir la receta, especialmente para platos tradicionales y complejos.

 

¿Se te olvidó descongelar la carne del refrigerador antes de una comida?

 

A todos nos ha pasado que los invitados vienen de camino y la carne está en el frío nevado de nuestra cocina como un mamút en Siberia. Y tenemos poco tiempo. Pero no queremos arrebatar la carne metiéndola al microondas en el nivel de potencia APURATE QUE VIENEN LAS VISITAS.

Tranqui. Hay una solución rápida para descongelar alimentos congelados: colócalos en una bolsa de plástico y déjelos reposar en un recipiente con agua fría durante una hora. Mientras tanto parte por preparar otras cosas. De preferencia un aperitivo para que las visitas no se impacienten mientras cocinas.

 

¿Te pusiste picante?

Si estás preparando comida mexicana de la buena seguramente el picor es algo que está dentro de tu recetario. Y nos gusta.

Las comidas picantes son excelentes, pero es fácil exagerar con las especias. Si es posible que se te haya pasado un poco lo picante, agrega un poco de agua, jugo de limón o sal para neutralizar el picor.

DATO: En la boca, lo mejor para neutralizar el exceso de picor no es el agua, sino echarse un trozo de pan sin nada y masticarlo.

 


 

¿No calientas la sartén correctamente?

A veces metemos la comida cuando está muy fría. Otras veces cuando está ardiendo. Ojo con eso.

La superficie de cocción debe estar caliente antes de colocar algo sobre ella. Deja que tu sartén o parrilla se caliente al menos durante 2 minutos a fuego bajo. Y aprende a cocinar según la cocción de cada alimento... no es lo mismo un huevo que un bistec.

 

Tus huevos son duros y secos.

Solo los huevos duros tienen que quedar duros, pero no los huevos revueltos.

Si tienes problemas con los huevos, baja las temperaturas de cocción. Baja el fuego y cocina a fuego lento o medio hasta que los huevos estén todavía húmedos. Quítalos de la fuente de calor inmediatamente y sirve.

 

SIGUE APRENDIENDO

La cocina tiene la gracia de ser un constante proceso de formación, de invención y de errores que permiten aprender de ellos. Espero que estos consejos te sirvan para enmendar algunos errores. Y que te queden mejor las preparaciones en el futuro. Pero por sobre todo espero que sepas que la buena cocina, como muchas cosas en la vida, consiste en ser perseverantes porque, como bien dicen, la práctica hace al maestro.

Salud!