Famosos

Así fue el primer casting de Silvina Luna para Gran Hermano hace más de 2 años

El fallecimiento de la modelo y artista argentina a sus 43 años conmocinó a todos.
sábado, 2 de septiembre de 2023 · 17:00

Hace más de dos décadas, una joven oriunda de Rosario, Argentina, se aventuró en el mundo de la televisión de la manera más inusual. Silvina Luna, quien en ese momento trabajaba como mesera, decidió probar suerte en la segunda edición de Gran Hermano Argentina, un reality show conducido por la icónica Soledad Silveyra en el año 2001.

El casting para ingresar a la casa de Gran Hermano marcó el comienzo de la historia de Silvina en la televisión y su ascenso a la fama. Aunque no se alzó con la victoria en el concurso, rápidamente se convirtió en la favorita de los televidentes gracias a su simpatía y carisma innatos. Su personalidad auténtica y su capacidad para aceptar con humor y diversión los cambios en su peso mientras estaba dentro de la casa la hicieron aún más querida por el público.

Silvina Luna. Fuente: Instagram @silvinalunaoficial

Uno de los momentos emblemáticos de su paso por Gran Hermano fue la creación del "El meneaito", un baile que ella inventó y que se volvió popular entre los concursantes. Este baile no solo divirtió a los habitantes de la casa, sino que también conquistó los corazones de los espectadores que seguían el programa.

Sin embargo, a pesar de su éxito en el programa, la vida de Silvina Luna tuvo un giro trágico años después. A los 43 años, falleció debido a complicaciones renales derivadas de una cirugía estética que le realizó Aníbal Lotocki hace más de una década. Tras 80 días en terapia intensiva, su hermano Ezequiel Luna se vio en la dolorosa posición de tomar la decisión de desconectarla de la aparatología que la mantenía con vida, dado que ambos padres de Silvina ya habían fallecido en 2008.

El recuerdo de Silvina Luna perdura en la memoria de sus fans y en la historia de la televisión argentina como una joven valiente que se atrevió a entrar en la casa de Gran Hermano y dejó una huella imborrable gracias a su autenticidad y su carisma único. Su legado sigue vivo en el corazón de quienes la apreciaron y la admiraron a lo largo de su carrera.