Intimidades

Tristeza absoluta: el luto que envuelve a Jean Phillipe Cretton, a días de separarse de Pamela Díaz

El conductor perdió a su abuela e hizo un descargo en las redes sociales donde comentó como se siente y recordó a esta importante persona en su vida.
lunes, 26 de junio de 2023 · 12:00

El presentador de televisión Jean-Philippe Cretton de 38 años atraviesa un complicado momento personal por dos hechos que marcaron su vida. Por un lado, este fin de semana, el conductor de Podemos Hablar anunció en sus redes sociales el fin de su relación sentimental con Pamela Díaz. 

Jean-Philippe Cretton escribió en sus stories: "Les comunico que, lamentablemente y tras casi 4 años, nuestra relación con Pamela terminó. Una etapa hermosa de la cual atesoro los mejores recuerdos. Fue, es y será, siempre una persona muy importante en mi vida",

Ante los rumores de infidelidad de su parte con María Trinidad Garcés, hija de la actriz Francisca Imboden, Jean-Philippe Cretton aclaró que no hubo terceros al momento de tomar esta decisión. Por otra parte, el conductor atraviesa un duelo debido a la muerte de su abuela. 

Jean-Philippe Cretton y Pamela Díaz. Fuente: archivo Terra

Jean-Philippe Cretton se descargó en las redes sociales y junto a una postal con su abuela, escribió: "Han sido días difíciles los últimos. Por una parte, he recibido un nivel de agresividad y odio que considero desproporcionado. Juzgan sin saber. Sin conocer detalles".

"Por otro, he recibido muestras de amor inusitadas. De mi entorno, que conoce mi integridad, sabe quien soy, como soy y como he sido en la vida, pero también de gente que no conozco que abraza, empatiza con cariño genuino y puede ver todo en perspectiva.
En medio de todo esto, hoy falleció mi abuelita" agregó el ex de Pamela Díaz

Jean-Philippe Cretton y su abuelita. Fuente: instagram @jpcrettino

Finalmente, Jean-Philippe Cretton cerró su mensaje y comentó: "Mi abuela me chuteaba penales, cuando me veía jugar solo.
Mi abuelita unía a la familia. Mi abuelita se fue a descansar y pude tomar su mano por última vez, en un momento en que ambos lo necesitábamos. Gracias por todo, viejita linda. Se despide "tu hombre chico".