Esto te va a encantar

¿Quieres ver más? Te recomendamos 7 thrillers coreanos que puedes ver después de "La casa de papel: Corea"

El cine y las series producidas en Corea nos vienen cautivando desde hace años, ya desde su industria de animación, como en sus producciones audiovisuales que se metieron en el mercado occidental a punta de calidad y buenas actuaciones.
martes, 28 de junio de 2022 · 19:01

¿Terminaste de ver La casa de papel: Corea y sigues con el corazón acelerado?  No te preocupes, aquí te presentamos siete thrillers y misterios coreanos llenos de suspenso y emoción para darte lo que necesitas.  Y todas han sido aprobadas por el Profesor. 
 

El teléfono (The Call)

Una llamada que conecta a dos mujeres —una en el pasado y una en el presente— desencadena un juego peligroso para cambiar el futuro... y una obsesión maniática.

Rumbo al infierno (Hellbound)

La aparición de unos seres sobrenaturales que condenan a los humanos al infierno coincide con la llegada de un grupo religioso fundado en la idea de la justicia divina.

Inspectora Koo (Inspector Koo)

Una solitaria ex policía vuelve al juego como investigadora de seguros y busca pistas en escenas minuciosamente montadas por un asesino en serie muy cercano a su mundo.

Kingdom

Mientras los extraños rumores de la enfermedad del rey alarman al pueblo, el heredero al trono es su única esperanza contra la misteriosa plaga que se apodera del reino.

Cada quien con su mentira (The Lies Within)

Tras la muerte de su padre y la desaparición de su esposo, Kim Seo-hui busca la verdad con el detective Jo Tae-sik y se une a la Asamblea Nacional.

El juego del calamar (Squid Game)

Cientos de jugadores cortos de dinero aceptan una extraña invitación a competir en juegos infantiles.  Adentro les espera un premio irresistible… con un riesgo mortal.

Yaksha: Operaciones despiadadas (Yaksha: Ruthless Operation)

Encargado de investigar a un equipo encubierto y su infame líder en una ciudad muy peligrosa, un honorable fiscal interviene en una guerra mortal entre espías.