0

El gobierno alemán se pronuncia a favor de mantener el dinero en efectivo

5 abr 2017
08h42
  • separator
  • comentarios

La ministra de Economía alemana, Brigitte Zypries, se manifestó hoy a favor de mantener el uso del dinero en efectivo, en contra de quienes proponen su abolición, y se remitió a un informe del consejo asesor de su cartera, formado por 25 economistas

El informe, presentado hoy en la sede del Ministerio, critica también la política de interés cero del Banco Central Europeo (BCE), punto sobre el que, no obstante, Zypries no se pronunció, siguiendo la tradición de no comentar la política de esa institución.

"El dinero en efectivo tiene que seguir siendo un medio de pago importante y tiene su justificación también en tiempos de la digitalización", manifestó la ministra.

Según explicó, el consejo asesor independiente defiende "con argumentos económicos convincentes el mantenimiento del dinero en efectivo" y supone un aporte importante a las actuales discusiones.

El informe fue presentado hoy por el presidente del citado consejo asesor, Hans Gersbach, y por otro de sus miembros, el director, Martin Hellwig, catedrático de la Universidad de Bonn, que coordinó la elaboración del documento.

Los dos temas del informe, el debate sobre el dinero en efectivo y la política monetaria de intereses cero del BCE, se escogieron como reacción al debate actual y a experimentos que se están realizando en diversas partes del mundo con la reducción de las posibilidades de pagos en metálico.

"En todas partes del mundo se han reducido los billetes de alta denominación y actualmente circulan propuestas de restringir radicalmente el uso del efectivo", recordó Gersbach antes de resumir los argumentos centrales de los defensores de la abolición del dinero en efectivo.

En primer lugar, apuntan, se estimularía el progreso tecnológico y se reducirían costos; además, se facilitaría la lucha contra la economía sumergida y los negocios ilegales y, por último, haría posible una política monetaria con intereses negativos.

El consejo asesor considera los tres argumentos problemáticos y el último efecto no es visto por los economistas como algo deseable.

Los bancos centrales, según el informe, no ahorrarían costos con la abolición del efectivo.

"La emisión de dinero en efectivo, con excepción de la moneda de un céntimo, le reporta beneficios al BCE", dijo Hellwig.

El aumento del uso de las posibilidades de pagos electrónicos, según el informe, se debe dejar en manos de los actores del mercado y una intervención sólo se justificaría si hubiera distorsiones graves, mientras que abolir el efectivo para luchar contra la economía sumergida es "desproporcionado", apuntan los economistas.

Hellwig expresó además la sospecha de que el debate actual haya sido impulsada justamente por economistas que quieren aumentar las posibilidades de influencia de los bancos centrales y hacer más fácil la introducción de intereses negativos.

A partir de ello, en la parte final de su informe, los economistas advierten de los peligros de una política de intereses cero.

Los intereses cero, o cercanos a cero, explican los economistas, reduce radicalmente las posibilidades de ganancias de las instituciones financieras, lo que resulta especialmente grave si se tiene en cuenta la crisis por la que ha atravesado el sector bancario.

"Con intereses cercanos a cero se cuestionan los fundamentos mismos del sistema financiero", dijo Hellwig.

Su análisis sostiene que cuanto más dure la política de intereses cero, mayores serán sus riesgos y más difícil será ponerle fin.

Según Hellwig, algunos problemas ya son evidentes como la existencia de una burbuja inmobiliaria o el hecho de que mucha gente, ante la posibilidad de invertir su dinero en el mercado financiero tradicional, está recurriendo a dudosas apuestas de alto riesgo.EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad