HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Belleza

 Secreciones normales y anormales
04 de Octubre de 2006 08:00

Comentarios
 
BAJADA<br><i>Terra</i>


SANTIAGO, octubre 4.- Al hablar de secreción vaginal nos referimos a la sustancia que muchas veces se desprende de nuestra vagina, la cual puede variar en consistencia, en color y olor. Es importante que sepamos reconocer las condiciones normales de esta secreción ya sus variaciones anormales pueden ser síntomas de infecciones o problemas ginecológicos que deben ser tratados a tiempo. En un principio, las glándulas cervicales son las que generan una especie de moco transparente que al ir descendiendo se va encontrando con bacterias, células y secreciones de una glándula llamada Bartolini, que en su conjunto puede ir cambiando el olor o la consistencia. El doctor Jorge Neira, Coordinador del Programa de Métodos Naturales de Regulación de la Fertilidad de la Universidad Católica, nos explica que para la mujer es normal el tener este tipo de flujos, especialmente si están en edad fértil, por lo que encontrarse en determinados momentos del ciclo con una secreción blanca, grumosa y que se deshace en los dedos es absolutamente normal. La cantidad entonces puede ir variando según la etapa del ciclo, ya que en los días fértiles la cantidad puede ser mayor producto de la secreción extra que se genera cuando las glándulas del cuello del útero producen más moco que en otros, dependiendo de la cantidad de estrógeno producido. Esto es normal y depende de la cantidad de estrógeno que circula por el cuerpo, nos cuenta el experto.

Flujos vaginales

Secreciones normales y anormales

Causas normales

Si bien la secreción vaginal es normal y propia de la mujer, hay factores que pueden aumentarla y que son considerados normales:

  • Excitación en el acto sexual

  • Proceso de ovulación (liberación del ovulo en la mitad del ciclo menstrual)

  • Estrés emocional

    Causas anormales

    Lo que puede estar generando que la secreción vaginal sea anormal pueden ser alguno de estos factores que deben ser tratados por un experto:

  • Hongos

  • Vaginosis bacteriana, que puede presentar una secreción grisácea y con olor a pescado.

  • Infección por levaduras vaginal, que presenta una secreción blanca de consistencia más espesa, que se acompaña de enrojecimiento de la zona.

  • Presencia de cuerpo extraños, como por ejemplo, un tampón olvidado o papel confort que no haya sido eliminado.

  • Tricomonas( parásito de transmisión sexual), que causa una secreción amarillo-grisácea o verde con picazón intensa.

  • Otras opciones también pueden ser la Clamidia o la Gonorrea.

    Cuidados

    Uno de los factores que pueden ayudar a que nuestra área genital no sufra de ninguna de estas enfermedades o infecciones es mantener un aseo permanente de la zona, pero con esto no queremos decir que se deba recurrir a productos específicos ya que recordemos que nuestra vagina tiene la capacidad de auto limpiarse producto de un recubrimiento bacteriano saludable que ayuda a protegerla contra infecciones, por lo tanto, cualquier sustancia que afecte su Ph puede alterar su salud. Sólo agua para lavar y un buen secado que evite la humedad y generación de hongos es suficiente.

    Otro aspecto importante es la protección que se debe tener al sostener relaciones sexuales, más aún si la pareja no es estable. El uso del condón puede prevenir muchas enfermedades de trasmisión sexual. En el caso de tener una, es fundamental que ambos miembros de la pareja sean tratados ya que si el hombre rechaza el tratamiento puede generar un círculo vicioso de infecciones constantes, que pueden afectar de manera permanente en la capacidad reproductiva.

    También si se padece de una enfermedad crónica en la cual se deban tomar remedios constantes o antibióticos, se debe tener un especial cuidado con la secreción vaginal, ya que este tipo de medicamentos pueden originar la infección por levadura. En este caso se puede prevenir tomando algunos productos o tabletas que contengan lactobacillus acidophilus.

  • Flujos vaginales

    Secreciones normales y anormales

    Acude al ginecólogo

    Para una mujer la salud de nuestros zonas íntimas debe ser tan importante como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo y, por lo mismo, debemos tener conciencia de lo que sucede en él y de sus anormalidades.

    No es conveniente que dejemos pasar tiempo en consultar al doctor si encontramos que nuestra secreción es anormal o que se desprenden malos olores de nuestra zona genital ya que, aunque se trate de una pequen infección, si no se trata puede afectar nuestra capacidad reproductiva para siempre.

    Otro factor a considerar es tomar en cuenta los síntomas asociados que pueden traer las secreciones anormales como:

  • Dolor abdominal, pélvico o fiebre.

  • Sufre de sed excesiva o perdida de peso inexplicable.

  • El flujo anormal lleva semanas y no mejora.

  • Tiene la zona vaginal enrojecida o con ampollas.

  • Sensación de ardor al orinar.

    Copyright Terra Networks Chile S.A.

  • terra

    TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.