HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Sociedad

 Memorias de un ginecólogo: las impactantes historias de pacientes
03 de Diciembre de 2010 07:00

Comentarios
 
Foto: Terra

Foto: Terra
Foto: Terra

Por Rosa María Espinoza

SANTIAGO, diciembre 03.- Desde hace 30 años Jacobo Jankelevich ha trabajado como ginecólogo y ha reunido tantas historias como experiencia en estas tres décadas.

Y como no quiso que estas historias quedaran sólo en su memoria, dio vida a “Historias de un Ginecólogo”, un conmovedor relato que entrega este profesional, que ha debido enfrentar durante su carrera una serie de experiencias con sus pacientes.

El doctor Jankelevich quiso mostrar en estas páginas lo que ocurre dentro de una consulta y cómo logró ser protagonista de la historia de decenas de mujeres que llegaron a visitarlo.

Relata el proceso que vivió al pasar de ser el ginecólogo, al amigo, confesor y sexológo de quienes pedían su ayuda. Cada una de las 17 historias que escribe es titulada con el nombre de su protagonista y en ellos cuenta parte de la vida de estas mujeres y aquello que le tocó vivir junto a ellas.

¿Cómo nace esta inquietud de escribir las historias que nacen de esta relación que va creando con sus pacientes?

Básicamente por las cercanías que el médico gíneco obstetra y la forma cómo a través del tiempo va tomando conocimiento de la problemática de la mujer, de su estilo de vida, de su forma de tener que enfrentar los problemas, tanto familiares como de pareja y a lo largo de esta trayectoria de médico he recibido historias muy potentes, que no merecían estar silenciosas y necesitaban salir a la luz pública, para poder educar a otros respecto a las experiencias y para que la gente no se sienta tan sola en esta problemática.

¿Y qué lo hace finalmente contar estas historias?

Cuando yo tenía ya la visión de lo potente que eran las historias y lo interesante que resultaban para la gente en general, me volqué a escribirlo y lo dejé escrito nueve meses, ya hecho en mi computador. Luego, a unos amigos escritores, les dije que tenía este libro y estábamos conversando de distintas cosas, me pidieron verlo y ellos me dijeron que había que publicarlo y así fue la historia de la publicación. La verdad es que yo lo había escrito solamente para que la experiencia fuera traspasada en forma más humilde, o más silenciosa de generación en generación. Pero al surgir la posibilidad de publicarlo se me abrió otra ventana.

¿Cómo va mezclando las experiencias de hospitales públicos, con las de consultas y clínicas privadas?

De las 16 historias, todas son experiencias de maternidad y de vida, de amor y desamor y yo te diría que la mitad son historias más bien de hospitales y de policlínico y la otra mitad son historias del ejercicio privado. Por ejemplo tenemos el caso del primer capítulo que se llama Mariana, quien tuvo una cesárea en la Clínica Tabancura. Después hay otro caso de los swinger, que es una experiencia en la consulta privada. Está Leontina que es una experiencia de realismo mágico, que fue en un viaje al Sur.

¿Y existe algún tipo de mensaje especial entre estas historias?

Dado el gran desconocimiento que existe de las pacientes, también los capítulos hacen una somera explicación de cuáles son los problemas más frecuentes en la mujeres chilenas, desde el punto de vista de la maternidad, de la ginecología y de las disfunciones sexuales. Cada capítulo enfrenta desde el punto de vista técnico, la historia que en ese mismo capítulo se cuenta.

¿Las historias también son equilibradas? Es decir ¿son igual de impactantes en distintos niveles socioeconómicos?

Absolutamente. La problemática de la mujer es transversal en la sociedad chilena, todos los problemas que afectan se dan en todos los estratos socioeconómicos. Los problemas que se tocan en el libro, afectan a la mujer chilena transversalmente.

hay alguna historia que le haya impactado más?

En el ámbito personal, lo que más me impacto es una niña que se llama Jennifer y que finalmente fue agredida, violada y producto de esa violación resultó embarazada, por lo cual su familia la vuelve a agredir, especialmente el padre. Ella era de una formación religiosa muy rígida y finalmente ella se arranca de la casa, viviendo en las caletas del Mapocho y la guagüita la encontramos muerta y nunca más supimos de la joven. Está la historia también de Rosita, que es hija de una nana mía, cuando éramos chicos, que finalmente yo me volví a encontrar con ella, cuando llegó a una urgencia con un aborto séptico, prácticamente muerta y tuve que sacarle el útero y hubo que hacer una maniobra de salvataje y ahí volví a encontrarme con mi nana querida. Fue una experiencia personal muy potente. Esta el caso de Marlén, una mujer de estrato socioeconómico alto que fue incitada por su marido a vivir una experiencia swinger y finalmente había un problema de voyerismo y homosexualidad del marido no declarada

Y al parecer en todas las épocas y siguen impactando

La consulta del ginecólogo establece la posibilidad de ingresar a las problemáticas reales en el tiempo que sea, porque la problemática humana sigue siendo la misma desde hace muchos años y en ese sentido fue uno de los motivos por los cuales me sentí capaz de comunicar esto, para que la gente aprendiera y tuviera conciencia de que su situación no es la única.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.