HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Amor y Sexo

 ¿Se pude quebrar el pene?
04 de Marzo de 2009 16:48

Comentarios
 


SANTIAGO marzo 04.- Si alguien está en una situación íntima y derepente siente un crujido y luego un gran grito de su compañero y la erección que había se pierde, es muy probable que haya ocurrido una fractura de pene.

Esta es una situación que pasa muy pocas veces y ocurre durante una erección, cuando la sangre fluye en el pene por medio de un tejido cavernoso, el cual se vuelve rígido cuando la sangre llega a él. Si en ese momento se le golpea fuertemente, se puede fracturar el tejido, provocando un hematoma casi al instante y un intenso dolor.

Es muy importante dirigirse a una emergencia lo más pronto posible y buscar el tratamiento de un urólogo si eso sucede.

Cuando una fractura es más leve se puede resolver sin cirugías, aunque hay posibilidad de que quedan secuelas,así que lo que los doctores prefieren es operar para suturar el desgarro. Si la uretra no presenta daños, se drenar cualquier acumulación de sangre.

Estas lesiones no afectan los testículos, por lo que no afectan la fertilidad pero por un tiempo no se podrá practicar el coito.

En el 75% de los casos, la rotura afecta sólo a un cuerpo cavernoso, aunque en el 25% de los casos puede ocurrir en ambos y en el 10% de los pacientes puede extenderse hasta la uretra.

Situaciones que pueden provocar una fractura de pene.

En el acto sexual se incorporan posiciones forzadas como la del "jinete", donde la mujer monta al hombre.

Por la penetración forzada sobre el pubis o el periné de la pareja.

Por la falta de acierto al penetrar a la pareja sexual, lo cual ocasiona que el miembro choque con una pared vaginal y se flexione.

Cuando el paciente se masturba y maneja con brusquedad el miembro .

Entre pacientes psiquiátricos con erección que se manipulan con fuerza el pene o intentan penetrar algún objeto.

Aquellos que se autocastigan inflingiéndose lesiones.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.