HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Sociedad

 10 formas para reconocer a una bruja
27 de Septiembre de 2008 13:00

Comentarios
 
BAJADA<br><i>Agencias</i>


Durante más de 200 años mujeres fueron perseguidas, quemadas y ahorcadas por practicar supuestamente brujería. Para detectarlas los hombres de la época tenían un libro de cabezera¡Mira!

Por Jessica Ramos V.<

b>

SANTIAGO, septiembre 27.- Varias veces hemos escuchado historias espeluznantes y macabras de la época medieval donde mujeres fueron perseguidas y quemadas por ser consideradas brujas. Incluso está el caso de Salem, donde producto de la paranoia y del fanatismo religioso, 25 mujeres fueron condenadas a muerte y otras 100 fueron encarceladas por lo mismo.

¿Chile se adhirió a estas prácticas? Según explica el teólogo Hugo Zepeda, en nuestro país, aunque en menor proporción, también se persiguieron a las brujas e incluso hubo muertes relacionadas supuestamente con prácticas de magia negra.

“En Chile hubo brujas en Salamanca, Talagante, en Olmué y Chiloé, pero hay que guardar las proporciones porque en nuestro país no se dio lo que sucedió, por ejemplo, en Europa durante la época de la Inquisición”, explica Zepeda. “Pero el primer caso conocido de brujas en Chile fue el de Catalina de los Ríos Lisperguer, más conocida como ‘La Quintrala’, ella fue la primera mujer acusada de practicar la brujería, de realizar conjuros, maldiciones, y hacer “trabajos” en contra de una persona”, agrega.

Ahora, lo interesante es saber que existió un libro que fue el manual que se usó para detectar y sentenciar a las mujeres acusadas de brujería. Se titula “Malleus Maleficarum” que traducido al castellano sería “El martillo de las brujas” y fue escrito por Heinrich Kramer y Jacob Sprenger, autores que entregan claves para detectar a una bruja.

Según libro

10 formas para reconocer a una bruja

Tiene pacto con el diablo: Una de las formas para probar que una mujer era bruja era entregando pruebas fehacientes de que ésta le rendía culto al demonio a cambio de poderes sobrenaturales.

Hace aquelarres: Cuando varias mujeres se juntaban, los hombres de la época pensaban de inmediato que algo malo tenían que estar tramando, por ende, si es que alguien probaba que te reunías con otras, era muy posible que te acusaran de practicar brujerías.

Vuela: En aquellas épocas se estipulaba que una mujer que era bruja tenía la capacidad de volar, incluso arriba de ciertos objetos, tales como una escoba.

Cambia de aspecto: Otra cualidad que también se le atribuía a una bruja era la metamorfosis, es decir, la capacidad de poder transformarse en algo distinto. Y esto podía ir desde ser otra persona hasta convertirse en un pájaro.

Está marcada: Conocida como “la marca del diablo”, se decía que las mujeres que tenían un pacto Lucifer tenían alguna marca en su cuerpo, esto podía ir desde una mancha hasta un lunar e incluso una cicatriz.

Según libro

10 formas para reconocer a una bruja

No cree en Dios: Si es que no profesabas la religión católica o dudabas de manera pública acerca de la existencia de Dios, lo más seguro es que lo que te esperaba era una sentencia a muerte.

Hace conjuros: Una mujer bruja también era capaz de realizar ciertos hechizos en contra de las personas para causarles algún mal que podía ser desde una enfermedad extraña hasta la misma muerte.

Seduce a los hombres: Una bruja podía seducir fácilmente a los hombres, incluso a los más apegados a la religión.

Su mascota era un gato: Las mujeres que tenían de mascota un gato negro también caían dentro del grupo de las sospechosas, ya que se consideraba a este animal como uno de los portadores de magia negra.

Niega que es bruja: En el libro “Malleus Maleficarum” queda claramente estipulado que si una mujer que es sospechosa de brujería niega esta acusación, eso implica necesariamente que lo era verdadera, por lo que con ella se aplicaba la tortura como “una forma de limpiar” el alma y de paso para que confesara que era una bruja.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.