HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Amor y Sexo

 Recuperar el deseo es más fácil de lo que piensas
06 de Junio de 2008 18:00

Comentarios
 
BAJADA<br><i>Terra</i>


SANTIAGO, junio 6.- ¿Es natural que el deseo sexual fluctúe en diferentes momentos de nuestra vida. La fatiga, el estrés, las responsabilidades o la enfermedad son factores que provocan la pérdida de la libido. Si esto es algo temporal, no hay por qué preocuparse, pero si persiste puede dar lugar a malestares en la pareja e incluso destruir la relación.

Si tu piloto interior se ha encendido lanzando la señal de S.O.S. hay que ponerse ya manos a la obra, para recuperar el instinto perdido. Por ello te proponemos remedios que harán despertar a la diosa del sexo que seguro llevas dentro. Métodos naturales utilizados desde tiempo inmemorables, como hierbas o alimentos de los denominados ‘afrodisíacos’, o algunos más artificiales, fabricados en laboratorios, para aquellas que ya han probado todo sin resultados satisfactorios.

El órgano sexual más importante, la mente

El deseo sexual no es algo lógico, se trata de una química que tiene su origen en la mente y que nos empuja a tener relaciones íntimas. Científicamente, está determinado por la hormona testosterona, que, aunque tradicionalmente adjudicada al sexo masculino, también está presente en la mujer, eso sí, en menor cantidad. De ahí las diferencias entre el sexo femenino y el masculino a la hora de enfrentarse al sexo.

La solución pasa por aprender a reconducir mente y cuerpo y para ello te damos algunas claves que te pueden ayudar a crear el ambiente propicio para ello. Porque el sexo constituye un recurso que además de vincularte emocional e íntimamente a la persona que quieras, ayuda a canalizar los conflictos y a reducir el estrés y las tensiones sociales cotidianas.

Alimenta tu pasión

Dos de los auténticos placeres de la vida son la comida y el sexo. ¿Por qué no unirlos en un solo elemento para multiplicar la sensación orgásmica al máximo? Desde tiempos inmemorables se han recabado incontables recetas ‘mágicas’ para hacer renacer y potenciar el placer. Si bien, no hay dote gastronómica que obre milagros, sí que los beneficios medicinales que poseen algunos productos ayudan a recuperar el apetito… sexual. Existen dos clases de alimentos ‘afrodisíacos’: por un lado, los que por su composición energética estimulan la excitación; y por otro, los que por su forma se asemejan sospechosamente con las partes más íntimas del deseo carnal. Son alimentos que puedes tener fácilmente en tu nevera e incluir en tu dieta habitual.

Métodos naturales y artificiales

Recuperar el deseo es más fácil de lo que piensas

Alimentos revitalizantes

El ajo, a pesar de ser aparentemente lo más anti-excitante que existe, era utilizado en la Grecia y Roma clásicas por sus poderosas cualidades vigorizantes. De la misma forma, el apio es una de las hortalizas que más favorecen la labor del aparato circulatorio, por lo que siempre se ha incluido como ingrediente en los ‘platos afrodisíacos’. Los alimentos que contienen fitoesteroles, es decir, que poseen estrógenos de manera natural, tales como los brotes de soja y sus derivados, el hinojo y la verdura verde y el ruibarbo, también son una buena opción. Existen otros, como la avena o la miel, que producen otra hormona diferente, que también actúa directamente sobre el deseo sexual: la testosterona.

Y qué decir de las semillas de girasol, calabaza o cilantro, fuentes de vitamina B6 proteína de origen vegetal, necesarias para combatir el cansancio.

Si es cuestión de falta de energía, lo mejor son incluir en la dieta los frutos secos y los huevos, que contienen las vitaminas necesarias que te ayudarán a mantener las fuerzas cuando las relaciones se alargan. Ciertas hierbas también gozan de la reputación de ser ‘prosexuales’. Entre ellas, la muira puama, muy utilizada por los nativos de la amazonia para fortalecer el deseo y el ginseng y el jengibre, reconocidos como afrodisíaco desde hace siglos y recogidos como remedios en el Kama Sutra.

Alimentos sugerentes

Independientemente de la materia prima que los componen, existen una serie de productos que por su simbolismo siempre han ido asociados a los platos afrodisíacos más exquisitos. Éste es el caso del marisco bivalvo, como ostras, almejas, berberechos, vieiras y mejillones, que guardan gran parecido a los genitales femeninos, siendo perfectos para despertar la imaginación del compañero. Además, estos manjares son ricos en minerales, componentes claves de las hormonas sexuales. Se dice que Casanova se preparaba para sus maratones eróticas comiéndose dos docenas de ostras.

Iconos del mundo del erotismo también son el chocolate, las fresas, la canela y el champán. Esta mezcla de colores y olores sensuales son un estímulo para los cinco sentidos, independientemente de sus cualidades saludables, que las tienen, y muchas. Por el ejemplo, el chocolate contiene compuestos químicos que afectan al cerebro y a la producción de serotonina, que otorga la agradable sensación de enamoramiento. Hace siglos estuvo prohibido en algunos monasterios por el efecto que tenía sobre los monjes.

Métodos naturales y artificiales

Recuperar el deseo es más fácil de lo que piensas

Otros remedios naturales

Aprovecha el verano. Se dice que en invierno, con la escasez de luz solar, disminuyen las relaciones sexuales. Ahora que llega el verano, pasa más tiempo al sol. La luz estimula la glándula pineal del cerebro, por lo que incrementa las ganas de mantener relaciones amorosas.

Déjate embriagar por la aromaterapia. El sentido olfativo juega un papel muy importante en el devenir sexual. Dispara profundas y primitivas respuestas instintivas del cerebro, como si fuéramos animales. Convierte el perfume, la crema para masajes y las velas aromatizadas en tus aliadas en el juego de la seducción. Los aromaterapeutas sugieren que las esencias que mejor estimulan el deseo femenino contienen ylang-ylang, vainilla, hierbabuena, hinojo y lavanda.

Hazte con unas bolas chinas. En la Antigua China las mujeres se preparaban para la llegada del marido introduciéndose en la vagina las conocidas como “bolas chinas”. Estas bolas ‘mágicas’ llegadas de Oriente son recomendadas en la actualidad por los terapeutas, para realizar con ellas los ejercicios de Kegel, los cuales sirven para fortalecer los músculos pélvicos y, por lo tanto, mejorar la respuesta sexual. Las cremas estimulantes también pueden ayudarte a disfrutar más del sexo, al estimular la zona erógena de forma casi inmediata.

Terra España

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.