HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Belleza

 10 trucos para engañar al estómago
19 de Noviembre de 2007 16:00

Comentarios
 
BAJADA<br><i>Terra</i>


SANTIAGO, noviembre 19.- Muchas veces cuando estamos realizando una dieta para bajar de peso o hemos decidido cambiar nuestros hábitos alimenticios pareciera que nuestro estómago reclamar a cada segundo del día por la comida menos que le estamos proporcionando. El gran problema es que ésta es la causa de que muchas de nuestras buenas intenciones por comer mejor y más sano, fracasen ya que sucumbimos ante la tentación.

Acá te damos 10 trucos con los que podrás apaciguar el “rugido” del estómago, sin sumar tantas calorías extras y mucho menos salirse del régimen establecido.

10 trucos para engañar al estómago

El agua es el elemento que nunca debería faltar en una dieta para bajar de peso y debe ser consumida durante todo el día en grandes cantidades. Sin embargo si de disminuir el hambre se trata o de evitar llegar a devorar todo lo que nos sirvan, es recomendable consumir un vaso grande de agua antes de cada comida. De esa forma nos sentaremos llenas y con pocas ganas de comer.

10 trucos para engañar al estómago

Un vaso de jugo de fruta natural o envasado puede tener más calorías de las que nos imaginamos, por eso si lo que se quiere es consumirlo pero dejar de lado al menos la mitad de las calorías, lo conveniente es tomar un vaso y sólo llenarlo hasta la mitad con el jugo de fruta y luego completarlo con agua mineral gaseosa para aumentar la sensación de saciedad. Si se quiere se puede combinar jugo de fruta con agua y poner un poco de edulcorante para dar más dulzura.

10 trucos para engañar al estómago

Aprovechando que estamos en pleno verano, nada mejor para evitar esas ganas incontrolables de comer un refrescante helado que preparar unos cubitos de hielo en el refrigerador para cuando estemos en pleno bajón. Lo puedes hacer con jugo en polvo dietético o con café, que luego puedes moler para preparar un rico granizado.

10 trucos para engañar al estómago

El tema de que la comida entra por los ojos es verdad y por lo mismo es habitual que si vemos un plato grande relleno con muy poca comida la señal que envié nuestro cerebro sea de poca comida y de sensación de vacío en el estómago, por lo tanto, una buena forma de engañar esta sensación es comer lo mismo pero distribuido en varios platos más chicos, para que parezca que hemos comido una enormidad.

10 trucos para engañar al estómago

Es mucho más llenador y menos calórico comer una naranja pelada, la cual masticamos que un zumo de esta fruta que sólo tragamos. La sensación de saciedad que nos genera el comer es mucho más grande que sólo beber.

10 trucos para engañar al estómago

Lo mejor para engañar al estómago en las comidas principales es comenzar con las proteínas (puede ser carne, queso, pollo) y una taza de legumbres, pollo o carne de res desgrasada, que se puede preparar cada tres o dos días. Después de ingerirlo, se come mucho menos, ya que la sensación de saciedad es mayor.

10 trucos para engañar al estómago

Antes de cualquier evento, cóctel, matrimonio o reunión con comilona incorporada, es indispensable que ingiramos un yogur bajo en grasas. La idea es lograr que cuando lleguemos al mencionado evento no nos lancemos como desaforadas a la primera bandeja que pase. Uno de los principales errores es no comer durante el día cuando se tienen estos eventos por la noche.

10 trucos para engañar al estómago

Si estamos antojadas por un chocolate o por una porción de torta, está bien, no hay problema e incluso es mucho mejor si saciamos la tentación, pero ojo, esto debe hacerse al final de cada comida, con el estómago lleno. De esa forma evitamos comer más de la cuenta y sólo degustar un pequeño trozo de lo que tanto anhelamos.

10 trucos para engañar al estómago

Se ha comprobado que las comidas que contienen más especias, también calman más el apetito, ya que por la cantidad de sabores que llegan al paladar se tiende a pensar que se ha ingerido una mayor cantidad de comida. También ocurre que la alimentación más especiada, acelera el metabolismo.

10 trucos para engañar al estómago

Al igual que el agua, las sopas, por su contenido líquido son muy buenas acompañantes de las dietas ya que pueden ser consumidas cuando nos da un bajón de hambre o como entrada en cada comida, ya que nos ayuda a saciar el estómago de una forma poco calórica y saludable. Ojo que estamos hablando de sopas de verduras y no cremas elaboradas a base de crema o leche.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.