HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Belleza

 Arregla tu nariz sin cirugía
04 de Octubre de 2006 11:00

Comentarios
 
Doctor Fernando Terré<br><i>Terra</i>


RINOMODELACION PASO A PASO SANTIAGO, octubre 3-. Olvídate de esa horrible joroba en tu tabique, de la punta caída de tu nariz o ese feo perfil. Sin cirugías, pabellón, dolores post operatorios y el no menor gasto en una de estas intervenciones, una revolucionaria técnica permite modelar tu perfil sin realizarte una operación estética.

Se trata de la rinomodelación, una práctica que consiste en la aplicación de distintos materiales de relleno en puntos específicos que producen el movimiento de los segmentos nasales, obteniendo resultados inmediatos en su aspecto, sin cambiar su fisonomía.

El experto inyecta un producto biocompatible que es reabsorbido por el organismo y dura aproximadamente cuatro meses. Y un segundo paso con material permanente que se mantiene por lo menos ocho años. La intervención es breve, no deja cicatrices y no requiere de cuidados post operatorios, por lo que quienes optan por este procedimiento pueden hacer sus actividades diarias sin ningún problema, inmediatamente después de haberlo realizado.

El cirujano plástico Fernando Terré es el especialista que ha traído esta técnica a nuestro país. En su clínica ubicada en Los Militares 6735 (Las Condes), nos mostró detalles del procedimiento que permite obtener una nariz perfecta sin anestesia, cortes, ni dolores y sin entrar al quirófano.

Dos pasos

El doctor Terré explica que este proceso no es del todo innovador:“No es una técnica esencialmente nueva. Siempre cuando han existido depresiones en alguna parte del cuerpo, la medicina ha tendido a tratar de rellenarlas”.

Sin embargo el cuerpo reaccionaba negativamente ante esta presencia extraña y la medicina plástica se abocó a la búsqueda de productos más idóneos. “La cirugía cosmética ha ido avanzando para crear nuevos materiales que puedan corregir las deformidades sin ser rechazados por el organismo. Actualmente con ellos puedes corregir deformidades o curvaturas”.

Existen puntos específicos a tratar en el perfil “el puente, giba nasal, la punta y el ángulo naso labial”. El experto explica que considerando estos antecedentes se evalúa la posibilidad de obtener éxito en un proceso sin intervención. “Lo que se hace es cambiar las curvaturas de la nariz. Pero no todas son susceptibles de arreglo. Yo no puedo achicar una nariz grande”, puntualiza.

Una vez determinada la idoneidad para la ejecución de esta práctica, el proceso consta de dos pasos. El primero es una especie de prueba donde “se inyecta material reabsorbible. Para eso usamos ácido hialurónico y hacemos una nariz provisoria”.

Luego, si el resultado es del gusto del paciente, se realiza una segunda parte de mayor duración. “En la segunda oportunidad usamos material distinto. En Chile se utiliza la poliacrilamida que es un gel de uso industrial, que se ha incorporado a los procesos estéticos y que no se reabsorbe”.

Rinomodelación

Arregla tu nariz sin cirugía

Ambos tratamientos demoran como máximo 20 minutos y tienen un costo inferior a la mitad de una rinoplastía. El primer paso dura dos meses como mínimo y cuatro a seis como máximo. Y el segundo por lo menos unos ocho años.

Es por eso que el doctor Terré llama a la calma y la necesidad de tratarse con un profesional experto en el área. “Hay que ser mucho más cauto en la segunda postura. El proceso cambia pequeñas curvaturas y si yo los intervengo más podría causar un mal resultado estético permanente. Uno de los grandes problemas que uno tiene con el paciente es decirle ‘hasta aquí está bien’. Es que es tan fácil y tan bonito que la gente siempre quiere más y te dicen: ‘A ver, pero levántame un poquito’ y a veces por aumentar un grado puedes dejar las aberturas a la vista y eso se ve feo. Entonces, para hacer este trabajo se requiere sobre todo de prudencia y buen gusto”.

Un poco de historia

La rinomodelación segmentaria, es la técnica que se ocupa para modificar la "relación angular" entre los segmentos nasales de forma no quirúrgica. El Doctor David Cohen, presidente honorario de la Sociedad española de cirugía estética, advierte: “Mediante la adecuada aplicación de ciertos materiales podemos conseguir el movimiento de los segmentos en el sentido deseado sin producir aumento del volumen nasal, por ello, la rinomodelación segmentaria no es una rinoplastia aditiva”.

Esta articulación de los segmentos es, aproximadamente, la que se puede apreciar en el momento previo a la realización de la intervención quirúrgica, lo que en ocasiones produce, a los pocos minutos de haber comenzado la operación, una conocida apreciación de que la nariz ya está perfecta. Según Cohen, “Esta observación repetida durante tantísimos años nos condujo a investigar el alcance de estas modificaciones y la posibilidad real de utilizarlas con objetivo estético”.

Así iniciaron discretas modificaciones de la punta nasal. Los excelentes resultados los llevaron a ampliar la aplicación en la raíz de la nariz, en lo que posteriormente denominaron "inflexión dermo-ósea". La favorable evolución de los resultados animaron a continuar e intentar la modificación de la vertiente inferior del caballete. “Comprobamos, que ésta también era modificable actuando tanto sobre la propia punta como sobre el ángulo naso-labial y que con su modificación, conseguíamos imagen nasal y el mismo movimiento que producíamos operando”, concluye Cohen.

Copyright Terra Networks Chile S.A.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.