HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Belleza

 Los dañinos efectos que produce el hígado graso
18 de Febrero de 2010 11:00

Comentarios
 


SANTIAGO, febrero 18.- Si eres de las personas que tiende a subir y a bajar rápidamente de peso mediante todo tipo de dietas, o de plano no tienes mayor cuidado con tu alimentación, es importante que te detengas y que le coloques mayor atención a tu cuerpo, ya que esta enfermedad puede causar verdaderos estragos en tu vida.

Nos referimos al hígado graso, una patología que según nos explica el gastroenterólogo de Integramédica, Román Cabezón, en un comienzo y en la gran mayoría de los pacientes, se presenta de manera asintomática, con un diagnóstico que surge por el resultado de exámenes de chequeo, como la ecotomografía abdominal y las llamadas pruebas hepáticas, que son análisis de niveles de algunas enzimas hepáticas en el suero.

Por lo tanto, nos comenta que una minoría de los pacientes puede referir cierto decaimiento, fatigabilidad o malestar referido a la zona hepática, (debajo y detrás de las costillas a la derecha por la cara anterior). Sin embargo, hay que estar muy alerta, ya que esta enfermedad se relaciona directamente con la obesidad y otros factores asociados.

“Las principales causas de hígado graso son la diabetes mellitus o resistencia a la insulina, la obesidad central, que es la grasa que se acumula de preferencia en el abdomen, y las Dislipidemias, que es la elevación del colesterol o los triglicéridos plasmáticos. Otras causas menos frecuentes son el uso de algunos medicamentos, la desnutrición y las bajas de peso muy pronunciadas y en corto lapso de tiempo”, indica.

Tratamiento y recomendaciones

Si padeces este problema, primero que todo debes tranquilizarte y tomar cartas en el asunto, porque nos aclara el especialista que el hígado graso es, en general, de evolución benigna en la mayoría de los pacientes en los que se diagnostica, y no progresa a daño hepático crónico.

Lamentablemente, la excepción a la regla la constituyen los pacientes diabéticos y los obesos, en los que existe mayor tendencia a progresar en el curso de los años hacia el daño hepático crónico y la cirrosis hepática, por lo tanto, les recomienda controlarse y tratarse con mayor rigurosidad.

Los dañinos efectos que produce el hígado graso

“Las bases del tratamiento son el control del peso, el ejercicio aeróbico regular, el control adecuado de la diabetes mellitus cuando esta existe, y la consulta con su médico tratante acerca del uso de medicamentos que pudieran asociarse a hígado graso. Otros tratamientos, como los antioxidantes y vitaminas no han demostrado mayor utilidad”, manifiesta.

Agregando el gastroenterólogo, que el uso de drogas para el tratamiento de la diabetes está en fase de investigación y su utilidad no está totalmente demostrada en la actualidad: “El pronóstico dependerá de la existencia o no de los factores de riesgo ya mencionados y de la capacidad del paciente de seguir el tratamiento”, señala.

¿Qué sucede en Chile?

Para nadie es un secreto que nuestro país presenta altos índices de obesidad y sobrepeso. De modo que es importante que quienes se encuentren en esa condición se realicen cada cierto tiempo un chequeo con su médico tratante para descartar enfermedades de este tipo.

“Información del extranjero permite proyectar las cifras a nuestra población (considerando la verdadera epidemia nacional de obesidad tanto infantil como de adultos): aproximadamente el 75% de los diabéticos tiene un hígado graso, al igual que el 75% de los obesos. Se estima que aproximadamente un 20% de la población de los Estados Unidos de Norteamérica es portador de un hígado graso”, nos acota el especialista.

Así que el llamado es a cuidarse, ya que más allá de lo estético está la salud, y es mucho más sencillo prevenir llevando una vida saludable, que lamentarse eternamente por el descuido que le ofrecemos diariamente a nuestro cuerpo.

Por Verónica Lavado

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.