HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Belleza

 El sarro, una amenaza para nuestros dientes
10 de Julio de 2009 07:00

Comentarios
 


SANTIAGO, julio 10.- El sarro, tártaro o cálculo dental, es una mezcla de restos alimenticios, desechos celulares, sales minerales (principalmente fósforo y calcio) y muchas bacterias, que se adhieren de manera gradual sobre los dientes debido a una deficiente o inexistente higiene dental.

“El tártaro se forma cuando los minerales de la saliva facilitan el depósito gradual de las bacterias de la placa, generalmente a lo largo de cuellos de piezas dentarias. Se acumula mayor cantidad de sarro en los dientes que están cerca de la salida de conductos de glándulas salivales (cara lingual de los dientes anteroinferiores y cara vestibular de los primeros molares superiores)”, según explica la doctora Andrea Flores, docente de la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello.

“Estos depósitos de sarro son duros y de color blanco amarillento, que con el tiempo se puede teñir con pigmentos del café, té, vino, tabaco, volviéndose más oscuros y de aspecto poco estético”, agrega.

Consecuencias y Precauciones

Según la odontóloga, la principal forma de evitar la formación de sarro dental “es cepillando diariamente los dientes por lo menos tres veces al día, usar seda dental, enjuagatorios con flúor y, por supuesto, visitar al dentista, por lo menos dos veces al año, sobre todo, si el paciente es más propenso a la formación de sarro”, advierte.

El sarro, una amenaza para nuestros dientes

La doctora Flores subraya que una vez establecido el sarro, el cepillado dental no lo podrá remover, por lo que será necesaria una limpieza profesional para eliminarlo. “El sarro es el lugar que usan las bacterias de la boca para vivir y resguardarse de los procedimientos convencionales de higiene oral como el cepillado y poder atacar con sus toxinas a los dientes y encías”, dice.

“Las encías reaccionan y se produce un enrojecimiento, inflamación y sangramiento de ellas, provocando gingivitis la cual puede ser revertida con tratamiento profesional y con una buena higiene oral individual”, comenta la docente de la UNAB.

Si no se trata el problema, este puede progresar hacia una Periodontitis, provocando una destrucción del hueso alveolar y puede ir en progreso hasta provocar la pérdida de dientes.

Tratamiento

Una vez que el cálculo dental está adherido, la única manera de eliminarlo es por medio de la destartaje, procedimiento que realiza el profesional, que es indoloro y se realiza en una sola consulta de no más de 30 minutos.

“Sin duda que el mejor tratamiento es evitar la formación de sarro, problema que afecta más a pacientes con deficiente manejo del cepillado dental; personas que no pueden acceder a implementos para una correcta higiene bucal; pacientes portadores de prótesis removibles que no tienen una adecuada higiene; y aquellos más propensos a la formación de cálculo por la calidad y cantidad de minerales en su saliva”, concluye la odontóloga.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.