HEADER MARKUPS

 
 

Zona Mujer » Experiencia de mujer

 " Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"
14 de Febrero de 2008 07:00

Comentarios
 
BAJADA<br><i>Terra</i>


SANTIAGO, febrero 14.- Sandra Solimano tiene 58 años, una separación a cuestas, dos hijos treintones, dos nietos y una nueva pareja nueve años menor que ella. Esta reconocida actriz explica, sin pelos en la lengua, que ya no tiene tanta cabida en la TV por su edad. Sin embargo, según recalca, esto no la apremia ya que hace años que ella misma produce sus propios proyectos.

“Tengo la capacidad para reinventarme todos los días. Si me pongo a esperar que me llamen de la TV, me voy a morir de pena”, comenta con convicción Solimano que protagoniza junto a Sergio Hernández la obra de teatro “La vecina de arriba”, actualmente en cartelera en el Teatro Mori del Parque Arauco.

Esta actriz, que partió en la TV en el programa infantil “Colorín Colorado”, confiesa que si bien asume su edad, decidió hacerse un lifting en su rostro. “Por mi trabajo tengo que estar en buenas condiciones no sólo físicas, sino que también mentales. Tengo que verme bien”, dice con seguridad para luego recalcar que en caso necesario se haría otra operación.

Dato: “La vecina de arriba”. Del 7 de febrero al 30 de marzo. Funciones de jueves a domingo 20:30 horas. Teatro Mori Parque Arauco. 6 mil pesos entrada general y 3 mil pesos estudiantes.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Es que creo que la soledad te puede provocar muchas cosas, desde agudizar tus propias manías, conectarte con la paranoia. Creo que la soledad, así como dice el dicho, no es una buena compañía. Ahora, hay personas que viven solas y se acostumbran, pero creo que la soledad no es agradable para nadie. Somos seres sociables, nacimos para compartir, necesitamos el amor. El amor de pareja es básico en la vida, tener una relación de pareja con una persona es bien fundamental, por lo menos para mí.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Creo que la necesidad de los dos es exactamente igual. Incluso te diría que las mujeres tenemos más capacidad para reinventarnos cuando estamos solas, porque tenemos un montón de entretenciones que el hombre no tiene. Nosotras cocinamos, hacemos mermeladas, tejemos, hacemos aseo, en cambio los hombres son más limitados en cuanto a las entretenciones cuando no tienen una mujer a su lado. Por eso creo que para ellos es más difícil vivir la soledad.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- En este país a la gente mayor la jubilan demasiado rápido. A mí me impresiona la cantidad de gente que me pregunta porqué no estoy en televisión. Llama la atención, soy una actriz de trayectoria, que me he mantenido vigente, me reinventé después que dejé las teleseries he hecho mucho teatro, pero hay bien poco espacio en la TV para una mujer de mi edad. Esa es parte de nuestra cultura, somos tan acomplejados, le tenemos miedo a la vejez, al paso del tiempo, como que a la gente mayor hay que dejarla a un lado, no integrarla.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Para nada, porque me invento la vida todos los días. Inicié este proyecto (La vecina de arriba), compré la obra (…) A mí nadie me llamó para hacer esta obra, yo produzco mis propias cosas. Por lo tanto, tengo la capacidad para reinventarme todos los días y de hacer cosas interesantes para mi profesión. Si me pongo a esperar que me llamen de la TV, me voy a morir de pena, así cómo le pasó a Sonia Viveros.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Lo vivo de forma realista, pero también soy una persona que me ayudo tanto físicamente como intelectualmente. En el sentido que me preocupo, voy todos los días al gimnasio, hago yoga, pilates, tengo una vida súper activa e interesante. Hacer teatro para mí es lo mejor que me ha pasado en la vida. Soy una persona que me cuido, como sano, creo que tengo sentido del humor, trato de pasarlo bien, de asimilar mi edad tal cual. No ando disfrazada, ni de lola ni de vieja añeja. Asumo mi edad, pero lo más interesante para mí es estar vigente y activa.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Sí, me hice una en la cara, es lo único que me he hecho. Me hice un lifting hace unos cuatro años, tengo un cutis muy delicado, tengo una tendencia a tener muchas arrugas. Eso tiene que ver con la herencia y porque abusé del sol durante mi vida. Me hice esta cirugía porque soy actriz y tengo que estar en buenas condiciones no sólo físicas, sino que también mentales. Tengo que verme bien, no puedo sacarme una foto y verme como una pasa (ríe).

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Claro, porque siento que si estoy bien físicamente y no me siento vieja, para qué me voy a ir a avejentar más. Si me puede ayudar, bien y si algún día me tengo que hacer otro arreglo más, lo voy a hacer, no tengo ningún problema.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- No, porque me vería muy rara con unas pechugas de 20 y con el cuerpo de una mujer de 58. Mantengo mi cuerpo con yoga y ejercicios en forma aceptable para mi edad. No me pondría ni pechugas ni glúteos, vieja ridícula ¡no!

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Es que encuentro que hacerse una cirugía no es dejar de asumir la edad. Es estar bien dentro de tu edad. Siento que las mujeres de mi edad llegan en mejores condiciones que antes. Antes una mujer de 40 años era vieja, se vestían como viejas. Es que antes las mujeres no salían tanto al mundo, vivían más encerradas en su casa, dedicadas al marido, la mujer de ahora tiene un cuento con el mundo externo. Siento que la estética tiene que ver con la aceptación. Una se siente mejor, más segura, los seres humanos somos estéticos, yo como actriz, tengo que verme bien, no puedo descuidarme.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- No, nunca le he tenido miedo a ninguna operación, yo me entrego y confío. Ahora, pueden pasar desgracias, pero no es mi caso. Ahora si quedas mal, ahí se verá qué es lo que se hace.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Sí, de hecho mi hijo mayor nació allá. Me fui recién casada. Llevaba dos meses de matrimonio. Me fui después del golpe militar, pero no como exiliada, sino porque cerraron la escuela de teatro. Y en Ecuador, nos ofrecieron crear junto a mi marido, la escuela de teatro en Quito. Fue bonita la experiencia, fue una muy buena oportunidad para salir de Chile (…) ahora tengo dos nietos una niña de 8 años y un nieto de cuatro. Fui abuela a los 50 años. ¡Súper joven! Mis nietos ahora están viviendo en Australia y estoy muerta de pena. ¡Imagínate hay que estar 18 arriba de un avión!

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Es que a mí esas cosas me dan lo mismo. Lo que sí tengo muchas ganas de hacer una ceremonia, una fiesta para celebrar al revés, es decir, festejar que con mi nueva pareja llevamos varios años juntos y que nos ha ido bien. Él es ingeniero. Es gordito, bueno para comer (ríe), pero entiende todo, súper aperrado, entiendo que me voy al teatro y no llego hasta las once de la noche, es una persona que confía en mí, que me deja hacer las cosas, que me da una libertad maravillosa y eso para mí es esencial, porque un acuario no podría estar con un hombre que no me dé la posibilidad de ser yo misma.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Es difícil porque hay que adecuarse a una vida completamente distinta. Hay una ausencia del padre en la casa que les afecta mucho a los hijos. Diría que no fue una buena época, fue difícil. Por un lado hubo una situación de liberación, pero por otro lado uno sufre mucho por los hijos, ellos tenía 12 y 15 años cuando me separé, una edad difícil. Igual creo que ellos vinieron a sentir la separación cuando ya eran adultos. Además que el padre no estuvo presente económicamente, él se desligó de todo.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- A los 23, muy joven, no tenía idea de lo que estaba haciendo…

-¿Y cuánto tiempo pololeaste con el que fue tu marido?
-Tres meses.

-¿En serio?
- Sí, con razón no lo conocí (ríe). El era profesor mío en la escuela de teatro. Viví el complejo donde la alumna se enamora del profesor. Igual éramos de la misma edad, éramos unos tortolitos, jóvenes e inconscientes.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Mira, creo que también se debió A que no existía la libertad que hay ahora, que encuentro que es maravillosa. Hoy si un joven tiene una polola, puede hacer el amor con ella, nadie se espanta. Una se casaba un poco para tener una vida sexual más tranquila. Siento que pasaba mucho por ahí. Yo soñaba con tener mi pieza, mi casa, tener esa tranquilidad. Una igual tenía relaciones sexuales, pero o era apurada, detrás de la puerta, en el auto o en un motel rasca por ahí.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Imposible, yo estudiaba y no se me pasaba por la cabeza irme a vivir con alguien, porque no se usaba eso, había que casarse y me casé. Pero no es que mi familia me exigiera eso, fue decisión mía, así como lo fue ser actriz. Ellos me criaron en un ambiente muy libre, me dejaron que tomara mis propias decisiones.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Yo tenía 40 años, pero él es menor, tiene nueve años menos. A mí me interesó cuando lo conocí porque era un hombre que había viajado mucho, tenía mucho mundo, no tenía nada que ver con el chileno medio, porque me habría muerto de aburrimiento. Es un hombre muy sensible y nada de machista. Vivió cinco años en Canadá, en Brasil, entonces me encantó su mundo. No era un tipo con la cabeza estrecha metida en cuatro paredes. Siento que tenemos una sensibilidad muy parecida. Hay un lenguaje y una forma de ver al mundo que nos une mucho.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Lo conocí a él bien rápido, es que soy bien rápida para todo (ríe). Lo conocía a los tres meses de haberme separado. Y me aluciné con él. También venía de un fracaso. Es un hombre muy cariñoso y creo que eso fue lo que me conquistó.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Empezamos a salir de a poco, pero creo que nos enamoramos cuando nos vimos. Esa cosa media cliché que se llama amor a primera vista, fue lo que nos pasó. Ahora, a él le pasó una cosa muy especial conmigo. Es un tipo muy perceptivo, muy sensible. Mucho antes de conocerme, cuando volvió de Brasil, me vio en la televisión, en una teleserie. Me había visto antes en un programa infantil llamado “Colorín Colorado”, y le encanté y él dijo cuando era chico ‘algún día voy a conocer a esa mujer’. Y ojo que después no es que él me buscara, fue una coincidencia, nos conocimos en una fiesta.

Sandra Solimano

" Igual teníamos relaciones... pero en el motel rasca de por ahí"

- Claro, me acuerdo haber estado en la fiesta, escuché a hablar a alguien detrás de mí, me di vuelta y tenía una sonrisa tan linda, eso fue lo que me llamó la atención. Y me dijo que siempre me había querido conocer. Fue muy bonito. Tenemos una química, una cuestión de piel, que se siente, que denota que hay una comunicación que va más allá. Es algo mágico que va más allá de una cuestión lógica. Por eso creemos en la otra vida, a lo mejor estamos juntos desde otras vidas.

terra

TERRA - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.