Aquí todas las fotografías del show de Juan Luis Guerra

Mauro Canales

HEADER MARKUPS

COMPARTIR

Juan Luis Guerra cerró el festival con una gran fiesta

Así finalizó esta nueva versión del Festival de Viña del Mar, con una gran fiesta, ritmo, y mensajes de amor, paz y alegría, como solo Juan Luis Guerra podría hacerlo.

Por: Terra | 28/02/2012 a las 02:24

Aquí todas las fotografías del show de Juan Luis Guerra

Mauro Canales

Faltaban cinco minutos para la una de la madrugada y el último artista en subir al escenario del Festival, en su versión 53, comenzó su presentación.

Con "La travesía" de fondo, la inconfundible voz de Juan Luis Guerra se hizo presente, transformando la Quinta Vergara en una gran pista de baile. El dominicano saludó al monstruo e interpretó "La Bilirrubina". La fiesta se tomo cada rincón de Viña.

Una impecable banda compuesta por 14 músicos y 2 coristas, llenaron con sones caribeños el ambiente e inyectaron de energía a un "monstruo" que no paraba de moverse. "La llave" y "Bachata rosa" llegaron a los oídos, interpretados de manera perfecta.

Guitarra en mano, Juan Luis Guerra dio luces de su tremenda fe cristiana y entonó "Son al Rey", mientras sus percusionistas lanzaban pasos de baile que parecían imposibles en relación a su gran contextura física.

El compositor de 54 años dedicó el merengue "Como yo" a su natal República Dominicana. Luego, comentó "esta canción se la escribí a Jesús, nuestro Salvador", y la Quinta estalló en aplausos. "Para ti" comenzó a sonar. Le siguió la romántica bachata "Mi bendición", parte de última producción "Asondeguerra", que sacó varios suspiros al "monstruo". El baile continuó con "El Niagara en bicicleta".

El cantante dio espacio a su tremenda banda, "Los cuatro cuarenta" , quienes jugaron con el público y demostraron su gran calidad en percusiones. "Visa para un sueño" y "Las avispas" terminaron la primera parte del show y el dominicano, recibió inmediatamente las antorchas de plata y oro.

Otra de su nuevo disco volvió a encender a la Quinta, "La guagua" (así se le llaman a los autobuses en República Dominicana). Luego, al igual que lo hizo Perales, el músico estrenó "En el cielo no hay hospital", una nueva canción en ritmo de merengue. Las trompetas de "La cosquillita" pusieron a prueba los pasos de baile de todo el público que procuraba moverse sin golpear a su vecino de asiento.

Antes de despedirse, Juan Luis Guerra recibió las gaviotas de plata y oro, adornadas con interminables aplausos de una Quinta Vergara prácticamente llena. La presentación comenzó a cerrar con "A pedir su mano" y "Burbujas de amor" entre otras.

"Ojalá que llueva café" terminó el show del dominicano, mientras el "monstruo" exigía una, más que merecida, Gaviota de Platino, claro que sin buenos resultados.

Así finalizó esta nueva versión del Festival de Viña del Mar, con una gran fiesta, ritmo, y mensajes de amor, paz y alegría, como solo Juan Luis Guerra podría hacerlo. Una noche redonda, para un certamen de igual características.