HEADER MARKUPS

COMPARTIR

Los riesgos de cerrar la noche con el artista más fuerte

El animador de Viña 2012 confiesa que las decisiones no se toman pensando en la sintonía.

Por: Terra | 25/02/2012 a las 18:04

Por tercera noche consecutiva, ocurre que el artista más potente es el encargado de cerrar, generando más de un dolor de cabeza a a la organización del certamen.

Pasó el miércoles con Luis Miguel, lo cual provocó un bajo rating por la hora de salida del astro mexicano. Y, es más, en el comienzo de la jornada, “Mundos opuestos” superó a la presentación del argentino Diego Torres.

¿Por qué, entonces, no abrir con el artista principal? Según el animador de Viña 2012, Rafael Araneda, “cuando en menos de 6 horas se vende la Quinta Vergara y tú tienes la certeza de que es básicamente por la llegada de Luis Miguel, no puedes poner a Luis Miguel abriendo, porque corres el riesgo de que el siguiente artista cante sin público… Y uno le debe respeto a ese artista”, explica.

“Además que la mayoría de los fanáticos de Diego Torres no alcanzó a comprar su entrada y por eso se hizo así... No se hace pensando en la sintonía o en competir, acá se está pensando en hacer un buen espectáculo y con un público arriba hasta las 3 de la madrugada”, agrega el animador.

Situación que se repitió también el pasado jueves con el dúo que conforman Paul Vásquez y Mauricio Medina. Y es que considerando que Marc Anthony era el plato fuerte esa noche para cerrar, no se pudo extender la rutina de “Dinamita Show”, generando la molestia de los mismos comediantes y del público que pedía que el dúo volviera.

Y, más grave aún, la situación vivida anoche con Morrissey, demuestra lo peligroso que puede llegar a ser que el artista más fuerte se presente al final. Precisamente en el caso del inglés, porque no estaba dispuesto a esperar más tiempo para salir a escena y exigió adelantar su show, o cancelarlo.

Sin embargo, Rafael Araneda justifica las decisiones tomadas por la producción. “No podemos abrir con un tremendo de la música, como es Morrissey y que viene a representar a un público más alternativo del mundo del rock, siendo que estamos en un medio de comunicación de masas… ¿Qué hubiese sucedido?, ese público hubiese visto al artista y seguimos la fiesta en otro lado. Entonces no, la cosa no puede funcionar así”, explica.

Postura que también comparte el director ejecutivo de Chilevisión, Jaime de Aguirre, quien señala que “me parece bastante obvio, y pasa en varias partes del mundo, que los platos fuertes vayan al final y cierren”.

Ahora, consultado específicamente por si Luis Miguel debió abrir la jornada inaugural, el mandamás de CHV confiesa que “tendríamos que haberlo visto al revés… pero eso nunca sabremos cómo habría resultado”.