HEADER MARKUPS

 
Las profecías de Rasputin se están cumpliendo

CONCURSO: Comenta este especial en redes sociales mediante @vidayestilo_ ponle RT a @PrediccionesCL y #predicciones y gana una suscripción semanal a la edición tradicional de la Revista Predicciones y además participa por uno de los 6 anuarios especiales de fin de año con todas las predicciones 2012. ¡Participa!

Grigori Yefímovich, Rasputin, el mago, el místico, el licencioso, el hipnótico. Se ha dicho de todo sobre el influyente hombre de la Dinastía Romanov. Conocido como el “monje loco” el ruso nació en en Pokrovskoie el 22 de enero de 1869 y murió asesinado en Petrogrado el 29 de diciembre de 1916.

Luego de crecer en libre albedrío en las estepas siberianas, ocupandose como cuatrero, fue destinado a un monasterio donde aconteció su conversión que le llevaría al importante lugar político que logró más tarde.

Desde pequeño cultivó su estilo “a lo” Jesucristo. Con fama de sanador mediante el rezo o hipnosis, fue gracias a esto que conoció a la zarina Anna Virúboba. En 1905 fue llamado al palacio de los zares para curar la grave enfermedad de su hijo único Alexis Nikoláyevich, que padecía de hemofilia.

Alexis mejoró y la familia Romanov, especialmente la zarina Alejandra, cayó bajo el influjo de este controvertido personaje. Durante su vida tuvo una inclinación mística poderosa y dejó de legado decenas de profecías.

Esta es una selección de ellas. La interpretación de algunas es críptica, pero otras hacen clara referencia a la manipulación genética que hoy vemos, la falta de fe y la era multimedial. Rasputín murió al principio del siglo pasado, cuando aún no existían ni por lejos este tipo de adelantos ni de manifestaciones. Ya se cumplen varios de ellos, saque usted sus conclusiones.

  • "El útero de la mujer será como la tierra de los ríos; estériles serán ambos. Y ello será incluso una gracia, porque el útero no estéril y la tierra no estéril parirán monstruos. Día desventurado será aquél en que el útero materno será comercializado, como se comercializa la carne de los bovinos. En este tiempo, el hombre, criatura de Dios, se convertirá en criatura de la ciencia".

  • "Cuando vuelen las imágenes, madurará un fruto venenoso, y serán muchos quienes lo comerán. Y el fruto venenoso transformará a los hombres en animales, incapaces de alzar la cabeza al cielo... las imágenes que vuelan consumirán las fuerzas del hombre, pero el fruto venenoso embriagará al hombre. y cuando todo haya acabado, el hombre se volverá a encontrar cansado y desgarrado, más hambriento que antes".

  • "Los hombres están caminando hacia la catástrofe. Serán los menos capaces quienes llevarán las riendas. Así será en Rusia, igual que en Francia, en Italia y otros lugares... la humanidad será aplastada por el alboroto de los locos y de los malhechores. La sabiduría será encadenada. Serán el ignorante y el prepotente quienes dictarán la ley al sabio y también al humilde. Y después, la mayor parte de los hombres creerán en los potentes y no creerán más en Dios... el castigo de Dios llegará tarde, pero llegará".

  • "Toda revolución pretende romper las cadenas de la esclavitud, pero una vez rotas, ya están preparadas otras cadenas... desde los tiempos de las cavernas nada ha cambiado. Y nada cambiará, porque siempre se impondrá el más artero, el más astuto y, a menudo, el más corrupto. Y según la condición del pueblo, llevará el vestido de la dictadura o de la democracia. Pero el hombre será siempre esclavo, aunque tenga la ilusión de ser libre...un día resurgirá el hombre libre, pero el pueblo será siempre".

  • "La cruz será arrojada en la bodega. Los martillos golpearán sobre los altares y las llamas devorarán las iglesias... así comenzará la caza de la serpiente. Pero el buitre confiará la espada a una nube, que matará a la serpiente durante la tercera luna. El buitre se encarnizará después contra sus gusanos, hasta que perezca... cuando el establo esté lleno de bueyes, se abrirán las puertas, y entonces; adiós santa ¡adiós, santa de las santas! esto sucederá en el tiempo del sol… de la cruz se blas".

  • "En ese tiempo volverán los grandes sembradores para esparcir la simiente. Pero una parte de la tierra estará humeante y un tercio de la simiente se quemará. Otra parte de la tierra será estéril y la simiente morirá. Pero la tercera parte dará cosechas tan copiosas como nunca habían sido vistas sobre la tierra. En este tiempo, toda la tierra estará bajo el signo de un evangelista, la gran isla estará bajo la sombra del león; pero el león perderá las garras, la tierra justa y el corazón de Europa".
  •